Google-play App-store
Monterrey N.L.

EL CIRCO LLEGA A LA CIUDAD

¿Recuerdan que hace unas semanas hablaba en esta columna sobre los problemillas en Gibraltar? La enésima bronca con los hijos de la Gran Bretaña ha quedado en una tormentosa nada, como siempre, una vez que la cortina de humo cumple su misión engañadora. De repente, todos los problemas de importancia suma, mística, cruzada nacional, quedan sepultados por la desgarradora realidad cíclica de las noticias y devenires informativos. Vamos, que había que hacer tiempo hasta que volviera la liga de fútbol a las televisiones. Ahora, con el personal entretenido con el tema de Casillas en el banquillo, nuestros gerifaltes pueden volver a sus cosas, y los periodistas a dar tumbos informativos. Volverán los circos mediáticos a su zafiedad constatada, en tertulias políticas que rozan el ridículo, carcomidas por el sentido del espectáculo antes de la veracidad y las formas. Patios de colegio ahogados en la fantasía de intelectualidad e importancia, que aturden más que informan, enaltecen sentimientos encendidos en lugar de invitar a la reflexión. Un desastre mastodóntico, pero que tiene audiencias brutales. Eso justifica toda barbaridad televisada.

Se avecina un curso político de toma y daca, de datos, gráficos, y retórica de optimismo suicida. En poco tiempo, además, elecciones en las comunidades autónomas, la primera gran prueba de fuego del ejecutivo Rajoy en las urnas. Nos lo vamos a pasar en grande, mientras nos ahogamos en nuestra propia bilis. En todo caso, los medios, a lo suyo. 

Me pasa por encender la televisión, de todas formas. 


Santiago Negro  @SantiagoNeg 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/columna/el-hemisferio-izquierdo/el-circo-llega-a-la-ciudad
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo