Google-play App-store
Monterrey N.L.

SIEMPRE NOS QUEDARÁ BERLÍN

Parece que tenemos Merkel para rato. Es curioso como evoluciona la política, o la perspectiva que podemos tener respecto a lo que ocurre en un marco de desastre común, ahora que bailamos todos los europeos en la cuerda floja sobre una piscina de tiburones. Que los vaivenes de Portugal sacuden los mercados en Londres, la deuda española dinamita previsiones, las primas de riesgo parecen una carrera desquiciada hacia el desastre. 

Bailamos, sí, pero la batuta la agitan desde Alemania. 

Así que, durante el fin de semana, los medios, analistas y “todólogos” de turno jugaban al poker informativo con las elecciones germánicas, porque da la sensación de que ahí descubrimos los españoles quién gobierna realmente en este terruño. De Berlín nos han marcado el paso, nos han impuesto reglas, normas y bofetadas, aplaudidas, eso sí, por un gobierno feliz en el desmantelamiento social, a la par que los señores grandes empresarios abrían el champán, que gracias a estos quiebros salen los esclavos bastante más baratos. Efectivamente, la Alemania triunfadora en tiempos de oscura debacle, se fuma un puro mientras la mitad de Europa dinamita el estado del bienestar. Dejan bien claro quién es el que manda. Recuerdan, con bastante vehemencia, que bota hay que besar. Por si no lo teníamos grabado a fuego. 

Así que la dictadura económica que ahoga la evolución hacia una sociedad justa y solidaria, confirma su solidez terrible en el actual marco socio económico, gracias a la voz de las urnas, la democratización del desastre, juego de espejos y truco de abracadabras, somnífero de conciencias, reparto de males. Reducción de la democracia a su mínima expresión, pacto con demonios de corbata y gin tonic. 

Perspectiva más bien nublosa. Eso sí, los mercados se afilan los dientes. 

Que continúe el espectáculo, amigos, no perdáis el compás. 


Santiago Negro   @SantiagoNeg



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/columna/el-hemisferio-izquierdo/siempre-nos-quedara-berlin
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo