Google-play App-store
Monterrey N.L.

Da Vinci: La Cocina De Un Genio.

Por: Andrés Lojero

 

“Mis pinturas y esculturas pueden compararse ventajosamente a las de cualquier otro artista. Soy maestro en contar acertijos y atar nudos. Y hago pasteles que no tienen igual.” −Leonardo Da Vinci.

 

Todos lo conocemos como el genio renacentista que fue artista, científico, arquitecto, músico, ingeniero, escritor, cartógrafo, botánico, anatomista, geólogo, matemático y urbanista; quien siempre estuvo años luz de su tiempo y que no sólo tenia la cabeza en las nubes, pero quería levantar los pies de la tierra. Sin embargo la gran ironía es que a pesar de sobresalir en todo estos campos, una de sus más grandes pasiones fue la cocina, la cual en gran parte no fue nada más que una serie de eventos desafortunados y muerte.

 

Esta pasión nació durante su infancia, gracias a su padrastro el repostero Accatabriga di Piero del Vacca, quien le enseño de cocina y del arte de figuras en mazapán. Años más tarde queda a cargo de la taberna Los Tres Caracoles, es aquí donde decide que la comida renacentista necesita un cambio y crea la nouvelle cuisine, donde las porciones eran pequeñas y bien decoradas, pero poco apreciadas por los comensales. Tiempo después volvió a intentarlo, abriendo una taberna con su amigo Botticelli, la cual llamaron La Enseña de las Tres Ranas de Sandro y Leonardo, un nombre que seguramente sería una pesadilla para cualquier estrategia de mercado, y que como era de esperarse no tuvo éxito por la mala reputación que tenía como cocinero. Con esta experiencia obtenida, determina que la preparación de alimentos de la época es poco práctica, y empieza a crear todo tipo de aparatos para solucionar aquellos problemas.

 

Algunos de estos artefactos han trascendido a través de la historia y son prácticamente iguales a como los conocemos hoy en día, uno de ellos es el exprimidor de ajos, el cual substituyo a una persona que exclusivamente se dedicaba a martillarlos. Otro fue el tenedor, el cual únicamente modificó agregando un tercer diente con el fin de poder comer spaghetti. Y así como el anterior, otro de gran importancia, especialmente para los protectores de animales, fue la servilleta, que substituiría el limpiarse la grasa de las manos sobre el lomo de conejos atados a la mesa.

 

Del mismo modo, muchos de sus conceptos trascendieron y fueron modificados con el paso de la historia, el mejor ejemplo puede ser el corcho y el sacacorchos, que eventualmente substituiría a los sellos de cera de la época. Otro buen ejemplo es la máquina para hacer pasta, que desafortunadamente no tuvo éxito por algunas fallas técnicas, pero que pretendía substituir el proceso convencional que tomaba más de 1 día. Algunos otros fueron el molinillo de pimienta, la pala mezcladora y el asador automático, este último funcionaba con un pincho que giraba bajo una hélice impulsada por aire caliente.

 

Y como no todo es miel sobre hojuelas, tenemos los que tenían más locura que genialidad, aquellos que se catalogan como simple caos. De estos hay muchos y algunos fueron la picadora de vacas gigante o el cascanueces mecanizado, que rompía la nuez por medio de una prensa girada por 3 caballos ¡nada práctico!. Otro ejempo y probablemente el peor de todos fue el cortador de berros gigante, pensarás ¿qué tanto puede salir mal cortando hojas verdes? Pero la realidad es que cuando este invento fue puesto a prueba en los campos de berros, mató a 6 miembros del personal de cocina y a 3 pobres jardineros desprevenidos, ¡ah! pero eso si, les funciono muy bien para atacar a las tropas francesas que invadían. 

 

Y es así como nos damos cuenta de como la curiosidad de este genio también influyo en nuestras costumbres a la hora de comer y preparar los alimentos. Por otro lado nos podemos percatar cambió la forma en la que apreciamos nuestra comida, como nos hizo más visuales al momento de tomar nuestors alimentos, con este nuevo enfoque de la nouvelle cuisine. Para entender un poco más sobre esta cocina y como fue evolucionando el pensamiento de Da Vinci, podemos referirnos al Codex Romanoff, el cual la recopilación de sus anotaciones sobre la comida y su técnica. 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/columna/micro-hornito/da-vinci-la-cocina-de-un-genio
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo