Google-play App-store
Monterrey N.L.

Food Porn: La comida y las redes sociales

El término “Food Porn” fue creado en 1979 para hacer un contraste entre la comida saludable y la chatarra, la función era denotar que como la pornografía, dichos alimentos eran completamente ajenos a lo que una buena alimentación debía ser, cuatro décadas más tarde, ambos conceptos perdieron su estigma y se convirtieron en la definición de placer visual.

 

Hay numerosas teorías de por que las personas compartimos en las redes sociales, en mi opinión y la de muchos otros, creo que es la necesidad de definirnos como individuos, compartiendo obsesivamente todo aspecto de nuestras vidas, desde los pensamientos hasta los alimentos. No es coincidencia que los diarios escritos sean cosa del pasado, ahora necesitamos hacerlos públicos para que el mundo los vea.  

 

Pinterest nos muestra que su contenido más popular es el gastronómico, ya que el 57% de sus más de 70 millones de usuarios comparten este tipo de imágenes. La motivación detrás de los “foodies” va desde la simple sustitución de la descripción por la fotografía, bien dicen “Una imagen vale más que mil palabras”, y el 29% de la población estadounidense estará de acuerdo con ello; otra es la búsqueda del reconocimiento, o esa muy deseada palmada en la espalda cuando llevamos una semana comiendo sano; también demostrar nuestro espíritu aventurero con esos escamoles que probamos, o simplemente hacer saber nuestras buenísimas habilidades culinarias (sí no tocamos nuestra propia trompeta, ¿entonces quién?).

 

Este nuevo movimiento no termina en el hecho de compartir imágenes de comida, del mismo modo hay un crecimiento grandísimo de sitios web y aplicaciones que comparten recetas, evalúan restaurantes y nos enseñan como hacer el perfecto “fondant” para ese pastel especial. Un claro ejemplo de esto es el sitio AllRecipes.com con más de 23 millones de visitas, y los números que muestran que el 89% de la población estadounidense busca recetas en línea y 49% de los adultos aprenden sobre el tema del mismo modo.

 

Con tanta información al alcance de un click, no entiendo como le hacíamos los entusiastas de la gastronomía al inicio del nuevo milenio, antes del nacimiento de Google, cuando el internet era estrictamente 1.0. En esos momentos nuestra única opción confiable era el Food Network, si alguna vez fuiste televidente de este canal, recordarás lo mucho que nos inspiró la rapidez de Rachael Ray con sus comidas en 15 minutos, o gritar ¡BAM! cada vez que condimentábamos nuestros alimentos al modo Emeril Lagasse, todo con la intención de absorber cada técnica presentada en el episodio, para ponerla en práctica en la primera oportunidad.  

 

Ahora vamos al otro extremo, un factor contraproducente en esta era de dominación tecnológica, es el aislamiento ocasionado por la facilidad de comunicación a través de una pantalla, esto de la mano con otros factores no relacionados, como la creciente presión de salir al mercado laboral y el cansancio del trabajo exhaustivo por lograr mucho en el menor tiempo posible, han llevado a que para el 2012 el 47% de la Generación “Y” o Millenials ya se comunicaban a través de mensajes y redes sociales mientras comían (Cuánto habrá aumentado esa cifra? Quién sabe!).

 

En fin, si aún estás intrigado en saber cuan grande realmente es este boom en la fotografía culinaria amateur, busca en cualquier red social #FoodPorn, #Foodie, o #Nomnom, los tres hashtags más populares al día de hoy, para que te des cuenta que es probablemente mayor a lo que nosotros imaginábamos.


Andrés Lojero.


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/columna/micro-hornito/food-porn-la-comida-y-las-redes-sociales
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo