Google-play App-store
Monterrey N.L.

Va un señor al confesionario

Va un señor al confesionario y justo el cura estaba comiendo. Entonces, el señor le dice:
He pecado.
Y el cura le responde:
No, es pollo.

 

 

Van dos sacerdotes caminando por la calle y en sentido contrario viene una bella mujer que se está pudriendo de lo buenota que está.
De pronto sopla el viento, le levanta la falda y se le ven unos carnosos muslos y una cadera suculenta.
Padre, ¿usted no es sensible a estas situaciones?, dice uno de los sacerdotes.
¡Hermano, si la sotana fuera de hierro usted hubiese quedado sordo del campanazo!


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/columna/trazos-desde-el-septimo-infierno/va-un-senor-al-confesionario
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo