Google-play App-store
Monterrey N.L.

Sueños núbiles.

Entre las miradas de ese grupo de muchachas y muchachos se movía a escondidas la personificación de la pubertad. Todos voltearon a ver al mismo punto, dirigiendo una mirada profunda, mezcla de melancolía y desengaño, con matices de ingenuidad y desilusión, pero en la cual se proyectaban las ansias del descubrimiento y  la experimentación.

El joven que entra en la pubertad viene a caer en un duelo, y mientras lo transita llora sus pérdidas. ¿A qué le llora? A su infancia que acaba de morir. Sabe que ya no es un niño y que ha perdido el estatus privilegiado que tiene esa etapa de la vida. Y, ahora se encuentra confundido, pues sabe que ya no es un niño, pero aún no llega a ser un adulto.

Pero también le lloran a la muerte de sus figuras paternas idealizadas. El padre y la madre han dejado de ser esas personas perfectas y todopoderosas que tenían la capacidad de resolver cualquier problema. Se le han muerto aquellos que tenían las respuestas más importantes, en cuyas manos estaban bien protegidas su integridad y vida mismas. Pues ahora que la mente de estos muchachos es más compleja y analítica, se han dado cuenta de que papá y mamá son igual que el resto de las personas, que no son especiales ni eternos.

Los jóvenes sienten que han sido engañados, que vivieron una gran mentira durante toda su infancia. Y entonces aparece el rencor, que viene a sumarse a la mezcla de emociones que se revuelven detrás de esa mirada.

Los fundamentos de la personalidad del adolescente se tambalean, y algunos se derrumban. Y es entonces necesario buscar una nueva personalidad, un lugar de donde agarrarse para no caer. No es fácil, hay muchainseguridad en esta maniobra. Algunos jóvenes la superan con las reservas que acumularon en su infancia, pero otros nunca logran superarla.

Pero, es posible percibir también destellos de esperanza y sueños nuevos en esos ojos (esos ojos más espirituales que físicos). Sueños e ilusiones que se han formado sobre las cenizas de los que han quedado destruidos.

No los dejemos solos, mostrémosles los caminos.


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/catarsis-esquiva/suenos-nubiles
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo