Google-play App-store
Monterrey N.L.

Un Romance con la entidad

   Con el paso de los años este chico inestable emocionalmente quien no controla sus impulsos, se dio cuenta de que sus malas emociones traían consigo sucesos extraños, Poltergeist en pocas palabras. Siempre fueron experiencias aterradoras y desagradables, pero en aquella última ocasión todo fue diferente.

Muchos problemas laborales al mismo tiempo, traiciones y malos tratos tenían al chico alterado, lleno de rabia. Gracias a ciertas situaciones agradables logro tranquilizarse de modo que podía dormir en paz sin nada más que una sonrisa llena de felicidad en su rostro, más su conciencia no lo dejaría y las extrañas cosas sucederían. Una madrugada sintió de nuevo de un golpe esa sensación de inmovilidad y miedo que lo petrificaba. Sus manos estaban extendidas hacia la ventana, detrás de su cabeza, sintió que alguien le toco sus manos, más el no sintió miedo en lo absoluto, se regresaban las caricias el uno al otro, el chico y esa extraña entidad.

Se acariciaban las manos y los brazos con mucho cariño. –Sus manos son muy suaves y pequeñas. Pensó el chico. –Pero ¿Cómo es posible? Si estoy en un segundo piso ¿Quién está detrás de mí, atravesando la pared?

Sus dudas se habían convertido en miedo y pronto el ente desapareció. Tan pronto soltaron sus manos él pudo levantarse de la cama y rápido salió de su recamara.

Desde entonces los sucesos extraños ya no regresaron, en varias ocasiones el chico a tratado de contactar a esa cariñosa entidad, sin respuesta alguna.

¿Volveré a sentir esas manos suaves? 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/el-culto-del-horror/un-romance-con-la-entidad
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo