Google-play App-store
Monterrey N.L.

Reposo mental y su inercia (Estrella de la locura)

En la historia del piloto aviador que dejaba mensajes de humo en el cielo no se menciona nunca el verdadero fin de su proceder. Sin embargo, algunas cosas podemos inferir a través de un expeditivo análisis. Primero, sus medios. Su lienzo, el cielo; su pincel, el humo. Era tal la importancia del mensaje que soslayaba un público escaso, por eso el apremiode utilizar la magnanimidad del cielo. Para darle naturalidad al mensaje y debido a la imposibilidad de manipular las nubes, utilizó el humo. Además, el humo es efímero, particularidad obligatoria para un mensaje cuyo destino era desaparecer una vez leído.

Incluso antes de su peripecia lo atacaba un desasosiego intenso y pensó que el mensaje no pasaría desapercibido por las autoridades. Lo sé porque él mismo me lo dijo. Convino en utilizar el cielo como escape. Aterrizó en un valle al norte del municipio de Ramones por considerarlo rápido y seguro. Obviamente se equivocó. La reciprocidad entre la maleza y las llantas de caucho de su avioneta fue escasa, nula tal vez. Se despedazó, su cuerpo se desfragmentó de manera quizá un poco más grotesca que la misma carrera musical de Jenny Rivera. Encontraron su avioneta seis días después porque nadie lo reportó.

El mensaje bien pudo haber sido un código destinado a unos cuantos. No conozco a nadie que pudiera haber sido el destinatario. Probablemente ni siquiera el mismo piloto lo conociera.

FRUSTUM CARNIS MORS EST, LAPIS GAGATES

No debo omitir otras circunstancias sobre el aviador.Circunstancias que conozco bien, a reserva del poco tiempo que convivimos. Estaba obsesionado con las cabezas reducidas de los jíbaros y la mutilación. Su esencia  impregnada enérgicamente por un contexto azaroso.Desequilibrado y rayando en la imbecilidad, su mundo tergiversaba su mente. Podía estar embebido en el concepto del tiempo, citando a Plinio, para después estudiar elmovimiento de sus dedos al manejar un tenedor. Nada hay que me haga recordar un momento de sanidad a su lado. Ni siquiera en su lucidez.

Otras circunstancias, que ahora sí omitiré con el propósito de no arrollar la serenidad mental de quien lee, están relacionadas con una sombría afinidad a los animales.


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/el-sueno-de-chuang-tzu/reposo-mental-y-su-inercia-estrella-de-la-locura
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo