Google-play App-store
Monterrey N.L.

ALTO

En torno a la captura del Chapo Guzmán se ha escrito demasiado. Muchos afirman que el detenido es otra persona, pero nadie lo confirma. Muchos estamos convencidos que es una estrategia política para darle aire al desinflado gobierno de Peña Nieto y otros creen que todo es para enaltecer los apoyos bilaterales de Obama, quien -por cierto- también necesita apagar algunos de los fuegos que se le están prendiendo a raíz de sus políticas endebles y desacertadas como las de su par mexicano. Pero dejando a un lado el tema de las acciones desesperadas de estos mandatarios que parecieran gobernar a través de <<reality shows>> -como muy acertadamente lo dijera el poeta venezolano Alejandro Castro- hay una preocupante realidad en México que le pone los pelos de punta a cualquiera y que la revista Nexos no puede titularlo mejor: <<Chapo Guzmán, Ceo>>. David Pérez Esparza describe en su artículo cómo es que “los productos” del Cártel de Sinaloa llegan a más lugares donde México ni siquiera tiene embajadas o consulados. Estaríamos hablando de un negocio ilegal y rentable que compite con empresas mexicanas y que lidera en representaciones a nivel mundial. Pero lo insólito no es solamente el auge que ha alcanzado el cártel sino los responsables, gobernantes, criminales o cómplices -como quieran llamarlos- que han permitido que eso hoy en día sea así. Es completamente iRacional permitir y constatar que <<hay 500 mil mexicanos en todos el país que trabajan para alguna célula del crimen: 25% más personas de las que emplea McDonald’s en todo el mundo y sobrepasando los empleadores más grandes del país: Walmart México, con 176 mil y Pemex con 145 mil>>. Cita lamentable.

Aquí les dejo el link para que constaten por sí solos lo terrible de esta realidad iRacional.

 

Para entender el conflicto en Ucrania y las devenidas reacciones por parte de Rusia y Estados Unidos, basta con leer un poco acerca de la historia contemporánea de esos países y tener nociones de lo que ha ocurrido en Europa luego de la segunda guerra mundial. Europa del Este siempre ha estado bajo la sombra ideológica y política de los rusos, mientras algunos se dan cuenta que en occidente y en los países de la Unión Europea la gente vive al menos tranquila y con otras posibilidades. Algunos despiertan y se dan cuenta que las políticas armamentistas que impone Rusia y su influencia no dan de comer y otros creen que con ideologías y dádivas lograrán resistir los bloqueos y restricciones que impone Europa. Entonces Putin aprovecha los conflictos internos para mandar tropas y “resguardar” la península de Crimea. No lo hace por ayuda, lo hace porque en esa zona de Ucrania existen importantes reservas de gas. Las movidas de Rusia nada le convienen a Obama, no sólo por el liderazgo y las ambiciones de Putin, sino porque llamar a un referéndum adelantado -a pocos meses de una elección presidencial- para votar si Crimea quiere o no ser una república independiente de Ucrania, es una movida completamente inconstitucional.

 

MEDIO

 

En Venezuela cientos de personas están siendo reprimidas por las fuerzas del Estado y cada día aumenta la cifra de muertos en manos de efectivos policiales y guardias nacionales, quienes además apresan a manifestantes y estudiantes que luego son aislados y torturados sin derecho a defensa. Estados Unidos no es tan categórico con la situación venezolana como lo ha sido con Ucrania: de Venezuela obtienen petróleo fácil y barato. Así que cualquiera que crea en la falacia de que Chávez y sus herederos -no sólo en Venezuela sino en el resto del continente- han estado librando una lucha “antigringa”, se darán cuenta que, al menos en ese aspecto, estamos igual que México: regalándole gasolina barata al vecino del norte. Sin embargo ya alguien lo había escrito: <<México está muy lejos de parecerse a Venezuela y al menos no es una colonia Cubana>>. Como es bien sabido los cubanos están infiltrados en todos los poderes del Estado Venezolano y hasta intervienen en la toma de decisiones del gobierno de Nicolás Maduro. Por cierto, ese mismo mandatario, líder de lo que el publicista político J. J. Rendón denominara  <<neototalitarismo>>, decidió no asistir a última hora a la toma de posesión de Michelle Bachelet en Chile. Se dice que fue por miedo a abandonar el país en llamas, por vergüenza a ser interpelado ante sus políticas represoras y fracasadas o por el resiente asesinato de una ciudadana chilena, Gisella Rubilar Figueroa, de 47 años, quien perdió la vida a tiros, mientras intentaba desmontar una barricada de las resientes protestantes en el país suramericano. Como en casi todos los casos de los miles de asesinatos en Venezuela, el de ella seguramente también quedará impune.

Quien si no se perdió la fiesta chilena de Bachelet fue Peña Nieto, muy elegante, engominado como siempre y acompañado por su Gaviota inseparable, que no se abstiene de cualquier viajecito.

 

BAJO

 

Por primera vez el Senado Chileno será precedido por una mujer: Isabel Allende, quien no es precisamente la escritora sino la hija del fallecido mandatario Salvador Allende, mismo quien se suicidara defendiendo la presidencia, a raíz del golpe militar de 1973 encabezado por Augusto Pinochet. 40 años después de la asonada golpista, la hija de Allende, liderando el Senado, es quien le coloca la banda presidencial a Bachelet, de 62 años, quien toma las riendas de Chile por segunda ocasión y quien deberá afrontar los impases territoriales con Perú y Bolivia, además de encarar una economía que, si bien es boyante en Suramérica, se encuentra en creciente desaceleración.

 

Por su parte los Premios Oscar dejaron una interesante estela noticiosa, desde los comentarios del evento, pasando por los records de retweets a la foto de Ellen, hasta los ganadores y eternos no ganadores como Leonardo DiCaprio y Amy Adams. Dejando eso a un lado, vale destacar la cinta <<Nebraska>>, con excelentes actuaciones y un argumento impecable. Cate Blanchett no deja de sorprender, aun y cuando su papel en <<Blue Jasmine>> no requirió de muchos esfuerzos para encararlo. Su trabajo es perfecto y merecedor del premio máximo del séptimo arte, entre tantas razones por la falta de competencia que tenía. El resultado es una película divertida, irónica, con mujeres muy al estilo Woody Allen, con una excelente actuación de Sally Hawkins -Happy Go Lucky, muy buena también- y con un toque de dramatismo bastante agradable. Otro film que merece la ida al cine es <<Dallas Buyers Club>>: cruda, directa, con matices digeribles de temas trillados, pero enfocados desde otra perspectiva y con una actuación -por fin- en serio de Matthew McConaughey, que bien lo ha hecho merecedor de su estatuilla

COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/iracional/alto
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo