Google-play App-store
Monterrey N.L.

Pasa tiempo en su mundo.

Cuando tenía 11 años, mi maestra de quinto año se sentó conmigo para hablar seriamente de mis buenas calificaciones y de mis malas compañías. Situación que me molesto en su momento, hasta creo que la odie unos minutos, porque eso no acabo ahí, también hablo con mi  madre, quien sus palabras fueron "dime con quién andas y te diré quién eres”.

Los años pasaron y las situaciones fueron distintas, llegaron los problemas, los buenos momentos también, crecí, algunos desafíos se hicieron notar, y mi mente empezó a pensar distinto, cambié amistades porque me sentía más a gusto con ellas. Después de 15 años estoy segura de que "dime con quien  andas y te diré quién eres" es verdad, pero, la realidad es que esa frase siempre me ha desagradado, aunque la he mencionado. La cambiaré a "pasa tiempo en su mundo, y el mundo también será tuyo.

Facundo Cabral dijo en su reflexión hermosa y cierta, NO ESTAS DEPRIMIDO, ESTAS DISTRAIDO, un excelente párrafo que dice: Salomón o Borges en lugar del periódico, Mahler o Bach en lugar del televisor, amistades inteligentes y positivas en lugar de perdedores por indolencia e ignorantes desdichados por su propia  decisión... El secreto de Einstein era seguir a las cabezas más altas que la suya.

Estar con personas que te motiven y te desafíen intelectualmente, te fortalezcan, mejoren la voluntad, es una buena manera de iniciar el  paso hacia el crecimiento.

Pasar tiempo en el mundo de las personas hasta que ese mundo sea  parte de nosotros puede ser peligroso si no elegimos bien el mundo. Es  si te asomarás al fondo del abismo mucho tiempo hasta que caes dentro de el.

Existen relaciones tóxicas, que dañan, que matan lentamente, que envenenan, que contagian de energías negativas, y bajo ese yugo, pensamos que no somos capaces de llegar más de lo que la visión de  diez metros, permite. A veces solemos pensar que merecemos ese tipo de relaciones, que somos aptas para ellas, que no somos capaces de recibir cosas mejores. El problema radica cuando nosotros somos ese tipo de personas, ¿eres así?.

Diría la escritora Fiona Maazel "La vida no es un cuento de hadas; es un desfile de sucesos que te ayudan a acumular sabiduría y, valor y fe. Primero debes aprender que puedes y, luego, que debes.”

Hace un tiempo llegue a la conclusión de que toda es una cadena de eventos contagiosa. Por ejemplo, en la oficina si alguien come comida chatarra, la mayoría lo hace, por antojo, o tal vez pensamos, - vaya, si él  o ella lo hizo, ¿por qué yo no?;  situación  distinta a que un amigo o compañero te anime a salir a correr y lo hagas rutina. Esto fue un ejemplo de relaciones inocentes, para no entrar a los ejemplos escabrosos.

A lo largo de mi vida he tratado de elegir amistades que contribuyan, relaciones que hagan crecer, compañeros que aportan lo positivo e inteligente, los libros con enseñanzas y sonrisas, los programas de televisión que enseñen y que agraden no por ser vulgares o morbosos, sino porque dejan aprendizajes y conocimientos. He tenido mis errores y mis aciertos, pero esas decisiones han hecho a la mujer que soy, que apunta a la luna y más lejos.

Marcela Cinta 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/la-ciencia-de-vivir/pasa-tiempo-en-su-mundo
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo