Google-play App-store
Monterrey N.L.

Los cuatro agradecimientos

La Sabiduría De Vivir
Por Ángel Ayala






Como seres humanos estamos acostumbrados a pedir básicamente desde que nacemos. En nuestros inicios, somos la especie más desprotegida y delicada que arriba a este mundo. Las otras criaturas del planeta, al menos, tienen una mínima capacidad de valerse por sí mismas en el instante de su nacimiento. Nosotros no.

El pedir es básico en nuestra vida, es parte de nosotros; prácticamente lo podemos ver como si fuera un derecho.

Pero así como pedimos, creo que también es importante considerar, que en un momento determinado, existe una responsabilidad para agradecer lo que somos y lo que tenemos.

Ese agradecimiento, más que verlo como una obligación, deberíamos de tomarlo como parte del mismo proceso de dar y recibir; es decir, si somos conscientes y observadores, nos daremos cuenta que agradeciendo, automáticamente se hace más intenso el efecto de una petición.

Hoy quiero compartirte mis cuatro gratitudes básicas de la vida; si las practicas, desarrollarás un hábito que culminará con resultados muy positivos para tus peticiones.

1.- "Agradece por tener una familia que te ama y/o puedes amar".
La familia es la base de lo que eres y de lo que serás. Ahí encontrarás prácticamente el molde de toda tu personalidad. Siempre será una fuente de crecimiento, tal vez a veces no es muy evidente, ya que hay familias que logran ser muy tóxicas y es imposible ver lo bueno, pero aún así, hay mucho aprendizaje que debemos de valorar y agradecer en ese núcleo.

2.- "Agradece por tus amigos, que son tus hermanos y compañeros de viaje".
Qué dicha la de tener tantas personas en el mundo con quien puedes compartir esta aventura llamada vida. Cada uno de ellos son como un reflejo de lo que tú eres, de tus aciertos, de tus miedos, etc. Junto a ellos, vivirás esta gran travesía, que es la pauta para descubrirnos y saber quiénes somos.

3.- "Agradece por las 5 ventanas de la esencia, que son esos 5 sentidos de tu cuerpo y que interactúan con el exterior para seguir aprendiendo".
A veces no nos damos cuenta, pero el valor que tiene esta maquinaria que llamamos cuerpo es inconmensurable. Sin este disfraz, no tendríamos la oportunidad de aprender de la vida, de tocarla, de verla y saborearla. Cada día que te levantes agradece la dicha de ver, de oler, de tocar, etc. Incluso, para quienes les falta un sentido, el cuerpo es tan sabio que si se lo proponen, podrían  desarrollar mucho más los otros y seguirían aprendiendo igual o incluso en mayor cantidad que aquellos que están completos y no valoran lo que tienen. Si en esencia somos espíritu, pues imagina el valor que tiene tu cuerpo, pues es el medio por el cual ese espíritu o esencia, logra desenvolverse.

4.- "Agradece por tener la oportunidad de desarrollar tu espíritu a través de la conciencia que Dios te dio".
Si existe Dios, no dudes que la forma o la imagen más perfecta de Él está en ti. Todo es Dios, todo lo que alcanzas a percibir está lleno de su esencia. Esa manifestación que hay en ti, tiene toda la fuerza de lo que Él es. El desarrollo de la conciencia te permitirá conocerlo, así que no dudes nunca en agradecer la inteligencia y la conciencia que posees como ser humano.




COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/la-sabiduria-de-vivir/los-cuatro-agradecimientos
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo