Google-play App-store
Monterrey N.L.

Meditar, la mejor medicina dentro de ti.

La Sabiduría De Vivir
Por Ángel Ayala


Estamos muy acostumbrados a vivir en el pasado (recuerdos) y ubicar nuestra vida constantemente en el futuro (proyecciones). Así, sin darnos cuenta,  dejamos escapar hermosos detalles de cada momento y perdemos la oportunidad de disfrutar experiencias que podrían darnos un significado más completo y saludable a nuestras vidas.

Muchos de los problemas que tenemos como el estrés, la mala memoria, la inseguridad, la baja auto estima, problemas de salud físicos, mentales y emocionales, básicamente surgen por una mala administración de nuestro constante vivir.

Una solución para aquellas personas que han perdido la motivación, que se han sumergido en un mundo rutinario, que carecen de estímulos reales y que no han logrado una satisfacción plena a pesar de conseguir los objetivos trazados, se encuentra en la meditación.

Meditar significa encontrar el equilibrio de lo que somos y lo que hacemos. Nos ubica en el tiempo presente, tratando de hacer a un lado todo aquello que no pertenece a ese instante.

Inconscientemente, todo el tiempo estamos bombardeando de ideas, pensamientos y sentimientos absurdos, todo aquello que realizamos. La idea de meditar es crear un filtro para hacer a un lado las circunstancias que no son útiles en nuestra existencia.

No se trata de borrar los pendientes, ni tampoco de dejar a un lado las responsabilidades y los compromisos. Se trata de acomodar cada cosa en su lugar. Una mente organizada y limpia tiene la posibilidad de encontrar soluciones mucho más eficientes y eficaces.

Para meditar, sólo basta tomarnos un momento y alejarnos mentalmente de todo lo que nos rodea. Podemos sentarnos o recostarnos de manera relajada, cerrar nuestros ojos y dirigir nuestra atención hacia la respiración.

Cada vez que un pensamiento venga a nuestra cabeza, lo observaremos internamente e inmediatamente lo haremos hacia un lado; sí, lo veremos, pero no lo dejaremos que se quede ahí mucho tiempo; de esa manera, realizaremos el ejercicio pasando pensamientos como si fueran diapositivas de una presentación, hasta que ya no existan situaciones por revisar.

La clave de esta técnica, consiste en que veamos las cosas como si fueran situaciones de alguien más y no de nosotros. Que por un momento seamos el director de la película (un observador responsable) y no el actor (víctima) que está sujeto a las circunstancias externas. Al final estaremos sintiendo cierta tranquilidad y la respiración se volverá más profunda y completa.

Pensamos y nos sentimos mejor cuando el problema no parece ser de nosotros, por eso muchas veces, es más fácil aconsejar a alguien, que resolver nuestros propios conflictos.

En un momento determinado, en niveles muy profundos o en personas muy sensibles, la meditación puede llegar incluso a "eliminar" al que está preguntando (que básicamente es nuestro ego), quedando completamente libre de ataduras; de esa manera, podríamos darnos cuenta que incluso no necesitamos ni soluciones, sólo ver las cosas como son, aceptarlas y fluir en una acción específica para que no nos afecten.

Toma un tiempo de tu día para meditar, puede ser en la mañana antes de empezar tus actividades o en la noche antes de dormir. La constante aplicación de este método, desarrollará en nosotros la habilidad de organizar todo lo que nos pasa y tendremos la oportunidad de encontrar un camino para resolver las diferentes situaciones que nos aquejan.




COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/la-sabiduria-de-vivir/meditar-la-mejor-medicina-dentro-de-ti
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo