Google-play App-store
Monterrey N.L.

¿Día de qué?

Minuto
Por CHAVA PORTILLO







Tengo muy presente cuando compartía micrófonos con mi maestro Héctor González en el 660 de AM en la mesa con picudos periodistas como Samuel Flores Longoria, Salvador Pérez Chávez, Gustavo Alarcón e Ismael Vidales precisamente hablando del día de las madres como hoy que conmemoramos el día internacional de las mujeres.

Considero tedioso e irrelevante para un ser pensante y salvo para los que comercializan rosas, golosinas, globos y tonterías que utilizan los varones cuando andan mal portados y los pescan en la maroma, tienen que echar mano del burdo recurso del chantaje.

“Los que no tenemos madre” dije, tendríamos que conformarnos con elevar una plegaria y recordar limpiar la losa en el camposanto, los ingratos hablarían por teléfono ofreciendo una disculpa por la ausencia, mientras los demás estarán cumplidos comiendo en la casa de la abuela dejando después el “batidero” de los trastes en el fregadero.

¿Por qué celebrar un día cuando deberían ser todos los días?   No entiendo lo que publica la Barahona de seguirse considerando a las mujeres como seres de segunda y pienso que buscando la conmiseración y auto inmolarse está cargando la contrición y su pecado, porque los que tenemos más de tres dedos de frente ni nos acordamos que hay un día para desear felicidades.

No hace mucho platiqué, existe el día del compadre, de la mascota, del abuelo y los fieles difuntos; existe el del albañil, el doctor, el periodista, el niño y todos los que puedan significar la comercialización del suvenir, la tarjeta o consumir en un restaurante de acuerdo a los bolsillos.  

No se requiere la mención ni el monumento pero tal vez como la propina del cartero, la enfermera o el bombero, el bell boy y el mesero se ha hecho una costumbre, no tienen por qué darnos la gratificación por algo que es obligación.      Existen lugares que han perdido la clientela porque atrevidos y abusivos suman en la cuenta un porcentaje de propina.

Si hubiera que voltear a ver alguna mujer para el aplauso sería aquella que sin obligación y sin pedirlo se apropia del madero para cargarlo sumisa en el silencio, la voluntaria en el puesto de socorros, la que realiza una labor callada con los menesterosos, los desvalidos;  las mujeres que parieron un hijo con discapacidad y sin chistar ni reclamar caminan el sendero sin exigir el diploma con las trompetas de Jericó.

No confundamos la que pide limosna para dar caridad y al tiempo le briden la mención en mármol y bronce para sus herederos.

Fuera del caso peculiar todo es pérdida de tiempo y ánimo de fabricar peluches para aprovechar la fecha o vestirse de mariachi y cobrar la serenata para ganarse unos centavos.

Habría que darle reconocimiento a las mujeres como Margarita Zavala que sin background que le respalde, soporta un marido con crisis severa de alcoholismo y todavía sueña con ser la candidata a la silla política más importante del país y sobre todo…sin chistar y esos, son güevos sea el día de la mujer o de los borrachos.

[email protected]





COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/minuto/dia-de-que
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo