Google-play App-store
Monterrey N.L.

Fenómeno social

Minuto
Por CHAVA PORTILLO







Muchas ocasiones aunque quisiéramos brincarnos la sección deportiva es inadmisible porque en la primera sobremesa salta el tema futbolero y no tener algún argumento de opinión es estar en el ostracismo.

Me apena reconocerlo pero el mundo de futbol es un auténtico fenómeno social que mueve multitudes y millones de dólares ante una hidra enloquecida que exige tener espectáculo pero nadie se ocupa por medir resultados a organizaciones, directivas y obvio federaciones, que es un coto de poder inmarcesible que a nadie rinde cuentas porque los dueños de los equipos son jueces y parte, son los auténticos dueños del balón, del estadio, de las televisoras y al infeliz que compra su abono y se sienta a beber como cosaco y aplaudir como foca lo que interesa es que su equipo anote y levante la copa, lo demás es intrascendente.

Es fenómeno social que re inventó Emilio Azcárraga Milmo desde que tuvo la visión y genialidad de construir un majestuoso estadio en los años en que podría considerarse una chifladura, controló la Federación Mexicana de futbol y tuvo asiento lugar y tabla por muchos años por la amistad interminable con el millonario Joao Havelange dueño del balón mundial e hizo aparecer en los escenarios  mundiales a México que era un piojo en un elefante, ya que el nivel deportivo de nuestro país significaba nada.

Hoy el deporte de las patadas se ha convertido en un eslabón más de la cadena de una sociedad con la característica de su estilo como se mueve la política, la corrupción, la chuecura y la deshonestidad.   La pasada semana la agresión del pandillero Paul Aguilar de los señoritos del América desató una hecatombe en la que por fin exhibieron a los mandos González Iñárritu, Decio de María y demás bandidos lame suelas de Emilio Azcárraga Jean, Ricardo Salinas Pliego y cómplices de la pandilla que dictan leyes, doctrinas y hacen los que le place la gana.

Primero habría que entender que los árbitros son empleados de la Federación y las actas y reportes de los juegos van de acuerdo a lo que ordenan los federativos y no lo que dicen los nazarenos, así es que la agresión del badulaque Aguilar querían hacerlo aparecer como “intento” de agresión cuando es una felonía.

Pues los de negro, -así les nombraban- por primera ocasión se amarraron las gonadotropinas reproductoras y dijeron: ¡hasta aquí, ya no más!    Pararon y  suspendieron el jueguito que significó pérdida millonaria en dólares poniendo a temblar a los de pantalón largo sufriendo la humillación de su vida modificando la sentencia de los pandilleros que agredieron y que eran castigados con un estirón de orejas, por tratarse de América.

El futbol es el espejo cómo se maneja la justicia en nuestro México que les platicaba ayer en este espacio, de acuerdo al sapo es la pedrada y las penas que hoy algunos periodistas come santos y caga diablos consideran “excesivas” tal vez quieran ver que el contrario le saque las tripas y se las devore en medio del campo para considerar justa la sentencia.

Pero, aquí nos tocó vivir, como dice Cristina Pacheco.

minutochavaportill[email protected]  

    


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/minuto/fenomeno-social
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo