Google-play App-store
Monterrey N.L.

Incomprensión

Minuto
Por CHAVA PORTILLO





Aunque el mar está tranquilo se empieza a respirar un cierto halo de preocupación e inquietud por el inminente huracán eleccionario que se avecina donde después del vendaval suelen recoger los cadáveres del campo de batalla, recuento de daños y begin to begin.

De ahí que realmente no alcanzo a entender el porqué de los rompimientos, desenlaces y divorcios de todos contra todos, cuando es evidente que sin alianzas, coaliciones, componendas y subterfugios o complicidades nadie alcanzará la cima de tierra santa sin haber vencido la escarpada.

No es necesario elucubrar que un personaje importante si no el que más en esta novela es el gobernante y después los diputados porque mientras no salga de la chistera del actual presidente quién será el próximo mesías y definan los demás Partidos  quienes son los elegidos que llegarán al campo de batalla, todo será especulación.

Los únicos que se podrían sentir que caminan con libertad y sin grillete en los tobillos serán los independientes que no tienen que pedir permiso mucho menos ofrecer disculpas después de la contienda, pero los demás que tienen el fierro del partido tienen que iniciar contubernios con la secta exclusiva que manda en los partidos.

Las diferencias zanjadas entre medios, gobierno, diputados, organismos políticos, líderes, centrales obreras, campesinas y dogmas religiosos permean ante la sociedad que están desunidos y lo importante es la razón social de su partido sin importar el sentimiento de Juan ciudadano, fortaleciendo más la deserción en las urnas y el importamadrismo en los resultados.

Ha pasado casi el mes y de las elecciones en Coahuila solo nos ha quedado una estela de suciedad e inmundicia donde las  denuncias por haberse excedido en gastos es lo que importa más no la plataforma y cumplimiento de planes de gobierno, del como sí mejorar lo atrasado y no el cómo no imitar lo denunciado.   Van por lo suyo, Riquelme a comprar relojes caros para aumentar su colección, el panista, de que forma puede regresar la copa al cómplice Ricardo Anaya y todos los demás, a crucificar a Peña Nieto y de pasada al pejelagarto.

Nadie intenta decir: busco amigos, quiero alianzas, aquí está la otra mejilla, ofrezco mi mano y brindo mi amistad, no deseo pleito, en mi no existe el insulto ni la procacidad, la ofensa y el rencor, el ultraje y la maldición está en otro partido y lo que me interesa es el pueblo al que le tengo que facilitar el taco, para que me de la oportunidad de ganarme con decencia el mío.      Alabado sea el señor.

minutochavaportillo@gmail.com   



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/minuto/incomprension
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo