Google-play App-store
Monterrey N.L.

La chalupa y buenas 2

Minuto
Por CHAVA PORTILLO








Si usted fue uno de los que apostó a la lotería que se gritó el miércoles en el H. Congreso vaya formándose en la fila de los que van a cobrar.       Ya sé, me va a decir usted que a toro pasado todos somos Enrique Ponce pero la verdad es que no había muchas opciones como para equivocarse y vamos a decirle porqué.

Desde el arranque muchos caballos estaban si no cholencos contaban con pocas referencias para arrimarlos a la vereda a competir, por qué no me va a decir usted que un loquito como Roberto Flores Procurador de Justicia en el arranque podría haber sido considerado con seriedad para quedarse en el lugar de Heliodoro.

La Secretaria de Educación Estela Gutiérrez puede que llenaba la exigencia de ser  persona preparada con algo de back ground universitario y la ventaja de ser dama, pero los zapatos de gobernante están un mucho grandes, mismo tamaño para Nora Elia Cantú como Contralora que podríamos agregar decencia de persona intachable, pero le faltaba empaque.

Roberto Russildi tiene el tufo de su patrón Marcuschamer y pudo haber sido uno de los que su currículo sonaba interesante pero la opinión pública no lo iba a perdonar y pa pronto se le irían a la yugular de que su millonario jefe habría comprado el escritorio, así es que borrón y cuenta nueva.

Igual pasaba con Turner.  Su presente innegable de empresario exitoso de ser virtud se transformaba en vía crucis.

Fernando Elizondo gusta de la fiaca y pensó que tenía méritos suficientes sin hacer nada y con honestidad comprendió que el carrizo no es medicinal prefiriendo orillarse a la orilla por qué también llevaba sobre sus hombros la lápida de convenenciero y acomodaticio que se subió al carrito de los titanes cuando ya el bronco cantaba la victoria.

Manuel de la O. no le conozco.  Me dicen los amantes del caballo como su servidor que es bueno para mover un corcel y cuenta buenos chascarrillos que divierten al bronco y su pandilla, pero esto es cosa seria, igual Natalia Berrún o Enrique Torres que les falta un no sé qué de so sé dónde.

El tesorero Carlos Garza forma parte de ese selecto grupo que hacen sentir que nos hacen un favor de estar en el Gabinete, algo similar a Mauricio Fernández y Enrique Torres, así es que falta coraje y como los toreros, prefieren interpretar elegante huida que apasionada entrega.      Humberto Torres no es malo, no es bueno, antes al contrario, pero se creyó de las mujeres consentido como Juan charrasqueado, se le soltó la lengua sintiéndose dueño absoluto de la silla y para las pulgas de Heliodoro lo fundió como queso Mozarela.

Los demás eran chiquillada, Miguel Treviño, Arrambide, Adalberto y Longoria no daban el kilo en la romana;  Antúnez y Augusto Cruz son militares y son otra mermelada.

Solo quedaba Manuel Florentino el de Sabinas, el que creyó en el proyecto que hoy es obra maestra de Tchaikovski, el que tuvo fe que los patos se convertirían en elegantes y graciosos cisnes en su lago y eso, se paga con moneda generosa como la gubernatura.   Los tropiezos de los que se han ido como el deshonesto Yermak Torres o Benavides Pintos deberán seguir en el valle de las sombras porque no merecen indulgencia.             Feliz Navidad y mejor año se los deseo de todo corazón.

[email protected]

   



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/minuto/la-chalupa-y-buenas-2
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo