Google-play App-store
Monterrey N.L.

La Gordillo libre

Minuto
Por CHAVA PORTILLO







Si se llega a concretar el auto de libertad de la lideresa Elba Esther Gordillo significaría una muesca más a la pistola de la indecencia y una raya más a un tigre chimuelo por la deshonestidad y sin las garras afiladas de la moralidad.

Los argumentos del abogado Marco Antonio del Toro que defiende a la corrupta maestra suenan más a cinismo y desvergüenza envueltos en el papel celofán de la nueva ley reformada que solo ha servido para liberar a más pillos que con evidencias y pruebas contundentes gozan de libertad total como los muertos que matáis en el Tenorio que gozan de cabal salud.

Por eso y muchas cosas más escribió Luis Aguilé, Juan ciudadano ya no cree en la justicia que además de saberse ciega, es chueca, sorda y convenenciera, yo agregaría centavera.

¿Qué se necesitaba para que gente sin moral, sin decencia y carentes de honestidad sea juzgada y se quede perene en las mazmorras?     Un juez que tenga conocimientos, principios y arrestos -póngale el adjetivo pertinente- de buen tamaño para que el oro no pueda más que la razón y la decencia no se despinte del tono que debe permanecer en las conciencias honestas.

Se le hicieron pocas las evidencias al juzgador como para dictar auto de libertad cuando las pruebas son tantas como las mansiones de la corrupta señora, los departamentos en Miami, Nueva York y Barcelona, las casas de verano en Pátzcuaro y Chapala,  las generosas cuentas en diversas monedas en México además de los paraísos fiscales Panamá, Caimán, St. Tomas, el exclusivo piso en el edificio de la ciudad de México que compartía con Lilia Abarca y Mauricio Sheleske ex Secretario de Marina y el Lear Jet que naturalmente estaba a nombre de una compañía que le daba servicio a la líder de los maestros, hasta hoy, medio encarcelada por qué con sus triquiñuelas se la pasaba cotorramente en los hospitales donde le daban tratamiento a su encanecida cabellera y mascarillas a su deteriorado cutis con maquillajes abundantes y costosos.

Eso es de lo que existe prueba y han dado fe los fiscales que hacen esfuerzos sobre naturales para que la pájara de cuenta no abandone la prisión y se vaya a una de sus lujosas mansiones a “pagar su deuda con la sociedad”.

Cuando hay voluntad es otro el desenlace, ahí tiene usted la comparación entre Eugenio Hernández y Javier Duarte.   Uno está bien atorado  a punto de charamusca de pasar a la cárcel americana, ¿me creería 20 años inconmutables?    El otro, todavía como que no están muy convencidos si es realmente un sinvergüenza o blanca paloma que acusaron en falso.

MENUDENCIAS: Nos quedamos con las ganas de compartir el pan y la sal rodeando al perico mayor por su cumpleaños, extrañaremos  las exquisiteces de las viandas de Pilar y la sobre mesa con algunos hermanos que nos esperan en la “pasta grande” por qué tuvieron la mala ocurrencia de adelantarse como Hugo L. del Río.

[email protected]



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/minuto/la-gordillo-libre
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo