Google-play App-store
Monterrey N.L.

La ley del revolver 3

Minuto
Por CHAVA PORTILLO





Una serie que por décadas transmitió la televisión americana en blanco y negro fue la ley del revolver con un bato que medía dos metros de estatura  y se acompañaba de un asistente pelagatos que claudicaba de la pierna diestra caracterizándose porque escandaloso gritaba: señor Dillon…señor Dillon cuando la urgencia lo apuraba.

La escenografía montada en Dodge City un poblado con típico sabor y acento del viejo oeste siendo la cantina el set tradicional donde se ventilaban las mejores balaceras entre los forajidos,  el apuesto Marshall y Kitty su fiel enamorada.

La frontera norte,  para ser exactos Tamaulipas está convertida en tierra sin dueño, en una ley del revólver, solo que aquí el galán de la serie ni llega ni triunfa metiendo a los bandidos a la cárcel como lo hacía el alguacil.       Reynosa, Matamoros, Río Bravo y Valle Hermoso han sufrido los embates de la guerra de los cárteles que  disputan el territorio como quién apuesta en una carrera de caballos, destacándose un suceso extraordinario.    Con gran dejo de misterio,  la contaminación delictiva y agresiva conducta de los pistoleros nunca rebasa el Río Bravo, será por qué los gringos manejan mejor la prensa para no  contaminarse, o cuentan con mayor inventario de balas en bodega.

Allá  no existen balaceras, -de ese tipo- solo detenciones, pocas ocasiones ejecutan a un maleante y jamás verá usted en los noticiarios la detención de un mal policía, fiscal o personaje de renombre para meterlo a la cárcel,  mucho menos espectaculares fugas de bandidos que purgan condenas en prisiones de alta jerarquía, como el ridículo que hicimos con los escapes de Joaquín Guzmán Loera que ahora hasta protagonista de película le estamos proponiendo y la estelarice junto al bombón Kate del Castillo.

De ninguna manera estamos considerando que la justicia y la honestidad llegan hasta el Río Grande y el Valle de Texas es el límite donde termina la decencia y que a partir de la frontera mexicana inicia el despiporre y la policía sinvergüenza.      Los gabachos pueden ser tan ruines y deshonestos como la peor policía del planeta por qué lo hemos razonado,  si bien es cierto que en México somos el gran trampolín para la droga, Estados Unidos es la gran alberca del consumo, ¿o es usted tan ingenuo que imagina que el tráfico hormiga y sus detenciones por carretera son la medicina fuerte del enfermo?   

Los millones de toneladas que viajan desde Venezuela, Brasil, Colombia, Ecuador y las Antillas viajan por trasatlánticos, submarinos gigantescos y aviones de gran fuselaje y las guerras entre narcos en la frontera de México con los “bolillos” definen quién es el que distribuye.   ¿Así, o más claro?

Comentaba un camarada que acostumbra viajar a Mission Texas que la Ribereña que conecta al puente de Anzalduas se cierra dos ocasiones diariamente desde hace más de quince días por instrucciones del jefe de la plaza y las balaceras duran hora y media sin que exista poder humano o celestial que nos mande un Marshall Dillon para que acabe con las tropelías de los infelices.            [email protected]  



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/minuto/la-ley-del-revolver-3
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo