Google-play App-store
Monterrey N.L.

Las policías

Minuto
Por CHAVA PORTILLO






Hace un par de días en el decente informativo del Grupo Imagen que dirige Ciro Gómez Leyva hicieron una recreación de una escena en el DF cunado un energúmeno golpea salvajemente a un policía que intentaba infraccionarlo porque hablaba por teléfono cuando conducía.


La relatoría del periodista fue bastante aceptable independientemente del guión, el video de apoyo fue generoso y evidente cuando el conductor de un auto lujoso en el exclusivo sector de la Lomas Reforma con urgencia intentaba meter a la cochera de la mansión y poder espetar al genízaro que era propiedad privada arremeter y golpear con saña al representante de la ley que “afortunadamente” una compañera grabó para tener la prueba fehaciente de la agresión.


Todo esto a colación porque en una situación sui géneris, los policías junto a los políticos, abogados y diputados eran los seres más odiados de la ley de la selva urbana pero de cierto tiempo hasta ahora los uniformados han dejado en el ignominioso sótano de las preferencias a sus contlapaches en la impartición de justicia.


Es frecuente que los policías sobre todo en la capital sean agredidos con brutalidad ante la mirada absorta de ciudadanos que antes podrían aplaudir que Juan ciudadano pero hoy son los mismos jurados los que exigen justicia para los pobres uniformados que son víctimas de los bajos instintos, como el caso del gorila millonario que sus escoltas pusieron como Santo Cristo a un pelagatos que luego nos enteramos que era policía de caminos que se le había hecho fácil meterse en el paso del badulaque y sus guaruras.    Meses después y con una llamada de atención, el abusador recuperó la libertad, los gorilas los sancionados y san se acabó.


En otra escena una pobre chava con uniforme de policía intentando poner el aparato para inmovilizar el auto para que pagara la infracción es atropellada sin miscericordia y el patán huyó llevándose de corbata a la policía que haciendo méritos no dejaba escapar al infractor.


Para rematar un aprendiz de animal arremete en un crucero contra un par de agentes de tránsito donde uno de ellos agarrado de los limpia brisas y con todo lo que le dio diosito en la parte baja de la espalda, se lo lleva media cuadra antes de salir disparado por el conductor que nunca se detuvo.


No sé si esto sea un reflejo del nuevo sistema penal acusatorio, pero si con antelación no existía respeto ni agradecimiento a los guardianes del orden, ahora que agredir, vituperar, herir y hasta privarlo de su vivir no es delito grave porque siempre faltarán evidencias, se antoja más a una invitación a saciar toda clase de complejos a los pobres tecolotes que además tienen que sufrir para andar con todo el equipamiento a 40 grados de calor, vestidos de negro y chaleco salvavidas.


Antes eran odiados, ahora son aplaudidos, pero asesinados a mansalva.

[email protected]










COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/minuto/las-policias
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo