Google-play App-store
Monterrey N.L.

No tiene abuela

Minuto
Por CHAVA PORTILLO







Voy a suponer sin conceder que Sonia González Quintanilla responsable del INAPAM, el organismo que brinda la limosna a los pobres ancianos, discapacitados y menesterosos como yo que contamos más de sesenta y cinco otoños con olor a invierno crudo, no se ha dado cuenta del mal trato y desprecio de que son objeto cada mes que tienen que pedir les brinden el avío para medio comer.

Primero quisiera saber de qué cerebro “brillante” salió la idea de despachar en un edificio -bello por cierto- P. Mier y Mina con los inconvenientes propios para cualquier cosa menos para recibir y atender a personas que con dificultad caminan en primeros pisos y sobre todo parejos, sin estacionamiento y limitado acceso para transporte.

Luego se cambian a un lugar obsoleto, reducido y con similares características para seguir haciendo complicada la existencia de los personajes de la tercera edad en el edificio que en los años sesentas sirvió para despacho de refacciones Marín.  ¿Quién no recuerda los gingles musicales de los cubanos en torno a la casa comercial?: “oiga usted, mecánico de automóvil, vaya a la casa Marín…  Nadie tiene refacciones, si no las tiene Marín”  

De nueva cuenta escaleras… ¿no habrá cruzado por la mente de la Delegada y ex diputada del Verde Ecologista que las personas de la tercera edad y los escalones estamos reñidos para siempre?     ¿Que la inmensa mayoría de los ancianos van en busca del cheque miserable porque su situación económica está que arde como para que los regresen con una “ficha” y la promesa de mañana ¡sí te pago!?

Es injusto, intolerable e inhumano.   Estoy de acuerdo, el monto no es responsabilidad de Sonia, pero el desagradable trato sí es parte de su obligación moral y convicción de servidora pública fuera de todo razonamiento de los cacaraqueados Derechos Humanos, de esos que todo mundo exige aunque sea para los mafiosos que ametrallaron en Tepic  y de estos paupérrimos infelices nadie se ocupa de pedir trato justo.

¿No podrá la delegada encontrar un edifico accesible, en primera planta, sin escalones, sin escaleras, ni desniveles, con sombra, techado, climatizado y unas pinchurrientas bancas para que descansen los ancianos que nada más les queda dignidad y se la quieren pisotear?      ¿No podrá el INAPAM contratar más personal y prepararlos para orientar y no hacer perder el tiempo a los que después de tres horas les informan que les toca hasta la próxima semana? ¿No tendrá la UANL estudiantes de servicio social o chavos con vocación y humanismo para que ayuden a la población necesitada?  

¿No podrán las firmas comerciales -¿Soriana?- que tanto esquilman al ciudadano donar una bebida para mitigar el frío o calor con un mendrugo de pan y hacer menos penosa la espera?      No sé si tenga algo que ver Enrique Martínez Morales delegado de la SEDESOL igual de mamón que papi Martínez y Martínez embajador en Cuba, porque de ahí debe salir el cheque para los pobres necesitados, pero si depende de ese bato, que se olviden que mejorarán las cosas.   


[email protected]





COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/minuto/no-tiene-abuela
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo