Google-play App-store
Monterrey N.L.

Se baja el cero y no contiene

Minuto
Por CHAVA PORTILLO







Después del vendaval que propicia la inútil visita del mandatario Presidente de la República además de las incomodidades propias causadas en el aeropuerto, cancelación y retraso de vuelos, cierre de operaciones, molestias en el hotel, tránsito, amén del millonario costo que propicia la llegada de la “avanzada” del Estado Mayor Presidencial que son arrogantes petulantes y mamones, empezaremos hacer un recuento de qué nos trae de beneficio la visita del presidente Peña Nieto.

Más allá de la investidura y respeto que le guardamos por obligación y por civismo, realmente nos causa molestia que llegue con un centenar de guardias que comen y duermen cuidando al personaje para que sea testigo de un evento que en realidad seamos honestos, es intrascendente como que un  líder de la CANACO, CONCANCO CONCAMIN o de los restauranteros cambien de estafeta.

La inauguración de una planta de refacciones automotrices es digna de aplauso pero tampoco es así como que la divina envuelta en huevo, sería como asistir a la puesta de la primera piedra…de un encendedor.

Pero más allá de la inutilidad del costoso viaje del presidente en su soñado palacio volador de pinche mil millones de dólares, lo que podemos destacar fue la mala leche en la respuesta que dio oficialmente al gobierno de Nuevo León refiriendo que solamente “habrá apoyo irrestricto de gobierno a gobierno y nada más”.

¿Qué debemos entender, que en ocasiones existen otro tipo de apoyos? ¿O como en el póker, como veo, doy? ¿O del tamaño del sapo es la pedrada?

Fue una equivocación monumental aunque la Comunicación de Presidencia quiera hacer entender otra cosa, porque no hay nada de malo sobre lo que escribimos ayer en este espacio, NO existe pecado en que el Gobierno del Estado de Nuevo León adelante pláticas, diseñe e implemente programas para buscar mejores estrategias de ejercer un presupuesto acorde con las raquíticas y pingues cantidades que se están manejando actualmente.

No tenía por qué dar a entender Presidente que se le estaba proponiendo un apoyo indebido para buscar una candidatura, porque con toda honestidad, Don Enrique, usted no está en posibilidades de brindar el avío a nadie, usted es hombre al agua que ya quisiera mejor sobrevivir que andar brindando ayuda, o como dijeran los rancheros, ya quisiera el maíz pa mí, no pa los marranos.      

[email protected]



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/minuto/se-baja-el-cero-y-no-contiene
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo