Google-play App-store
Monterrey N.L.

Volando bajo

Minuto 
Por CHAVA PORTILLO







Como siempre un asunto que en el mundo profano se resuelve en un suspiro al abrir y cerrar de ojos en el mundo de nuca jamás como se considera el político es un galimatías de tres bandas combinado con fantasía de Disney como las escobas bailarinas.

El aeropuerto de la ciudad de México es el ejemplo porque AMLO lo puso en la picota y hoy el gran tema que hay que resolver es cómo se termina, no es tema si se construye, puesto que es una obra que está en un santiamén de recibir el primer vuelo y despegar el primer avión y no es asunto de que si hacía falta según el lagarto, es cuestión de lo tramposo de su construcción que hizo encabronar a Carlos Slim por ser de los principales constructores y su yerno el diseñador. 

Como siempre López Obrador reculó y en su feroz reversa dijo primero: se cancela, después que lo pensaría, para luego decir que metería a la cárcel a los ladrones porque estaba costando diez veces más que lo presupuestado y hasta ayer aseguró que se termine, pero lo va a concesionar, que al cabo es un gran negocio, de lo que me pongo a pensar…si es excelente negocio por qué lo concesionas. ¿No? ¡Matemática simple!

No sé porque teniendo el peje a Jiménez Espriú como jefe de asesores, estando vivos Pedro Cerisola o Ernesto Velasco y tantos archimillonarios Secretarios de la SCT incluido el papanatas de Gerardo Ruiz Esparza con todo y que se le hizo el “socavón” de la carretera a Cuernavaca, no son capaces de solicitar el consejo por qué es bien sabido que el proyecto del aeropuerto ahora tan cacareado ha sido tema desde el gobierno de José López Portillo y participado instituciones académicas como la UNAM, POLI y si requirieran consejosabio del TEC de Monterrey sin duda aportarían su valiosa opinión, tomado en consideración que donde quiera que lo edifiquen el terreno fangoso del subsuelo hará irremediablemente que se hunda por razones lógicas por estar la ciudad de México sentada sobre el lago de Tenochtitlan.

De la misma forma que si se construye en el valle de Hidalgo tendrán que prever el fenómeno de los vientos o la sequía si se edificara en el valle de Monclova, Durango o Mexicali como también tendrán que considerar los chubascos en Morelos donde desea gobernar el payaso improvisado de Cuauhtémoc Blanco. 

No es la solución completa pero algo asistiría.    Cuando el temblor del 85 se habló de la descentralización obligada del gobierno federal, que las oficinas de Turismo emigraran a Acapulco, PEMEX a Tabasco, Comercio a Coahuila, Desarrollo a Durango, Comercio a Oaxaca, SCT a Querétaro, Economía a Sinaloa, SEP a Madagascar, SAGARPA a Tamaulipas y CONAGUA a San Luis Potosí, verían lo que es canela pero de la muy fina, dejando únicamente a la SEDENA, Gobernación y Hacienda en el DF.

¿Por qué la sugerencia?       En algo se arreglaría la contaminación, reducirían las marchas y protestas, se agilizarían las soluciones por la desconcentración y lo más evidente… ¿para que desear un aeropuerto gigantesco si el tráfico cotidiano bajaría considerablemente tanto por los que ahí laboran como los que tenemos que ir a la capital a buscar soluciones?

Pero no, a nadie se le ocurre y los que lo piensan le sacan a ser impopulares y primero muertos antes que sencillos, así sea lo último que hagamos en esta vida política inútil.

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/minuto/volando-bajo
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo