Google-play App-store
Monterrey N.L.

Sorpresas te da la vida

Minuto
Por CHAVA PORTILLO






Nadie esperaba que la tranquilidad de una reunión que no revestía importancia se hubiera visto sorprendida por un huracán que entró por la puerta y salió por la ventana dejando a todos como suele suceder, boca abierta y el cabello erizado por el terror que provocan esos meteoros.

También es cierto que estando presente Jaime Heliodoro bronco gobernador todo es posible y nada difícil que en cualquier momento estalle estando presente sobre todo los chicos de la prensa que representan al periódico El Norte.

En el inicio de la campaña proselitista de Heliodoro para ser gobernador todo parecía miel sobre hojuelas porque si acaso existió amor del bueno fue entre el candidato independiente y el rotativo de la calle Washington que enarbolándose como gran protector de las causas perdidas brindó espacio importante al bronco y eso sin duda causó extrañeza que un medio de comunicación de las dimensiones del impreso destacara la inverosímil campaña quijotesca que iniciaba un personaje burdo en apariencia, vestido informal, con botas, sombrero y lenguaje áspero y comunero.

Terminó la luna de miel y como era de esperarse los novios decidieron irse a vivir cada quien con sus tutores, dicho de otra manera, El Norte muy a su estilo empezó a dar muestras de lo que habitualmente hace…dar órdenes y gobernar por medio de su dirección editorial.     Toda la agenda con puntual horario y restricción de temas sale de las oficinas del medio y no acatar las “sugerencias” es recibir el beso de la muerte y jugar con el destino.

El rompimiento no se hizo esperar y los dos mancebos echaron mano a sus fierros como queriendo pelear, y debo reconocer que en muchas de las ocasiones siempre el hilo se revienta por lo más delgado o al menos con excepción de Jorge Treviño que puso un ¡quieto! a Alejandro Junco y asociados nadie se había atrevido a dar contras al poderoso huracán embravecido.   Sócrates Rizzo García fue el último valiente que intentó poner en jaque al gigante “cantándole un tiro”… fue mortal, pagó con la gubernatura.

Todos los demás fueron comparsa y hasta cómplices del insensato clan entregándoles el tesoro solicitado sin ambages, además de no quedar impedidos en generar nota o campaña en contra del gobernador en turno “para no caer en la falta de credibilidad”,  en pocas palabras dijo López Portillo: te pago par que me pegues.

La batalla es reciente y entre titanes, por una esquina,  un medio poderoso acostumbrado a mandar a gobiernos a control remoto, por el otro lado, un gobernante que no da un paso atrás, ni para agarrar vuelo, así de sencillo.

Un elemento que hubiera puesto en la duda del supuesto, es la probable pretensión que asegura el medio que dejó de ser quimera para convertirse en realidad absoluta,  que el bronco se larga del Estado a jugar a ser Presidente y nada más equivocado y eso lo restriega Heliodoro a los “dueños de la verdad absoluta”.      Heliodoro no se va y se queda sentado en la silla a gobernar por el plazo que le resta.

Lo único cierto y valedero es que nadie le había puesto las peras a tostón al poderoso Aquiles que sintió le estaban refrescando los talones y nada, resultó un ciclón bronco pronóstico reservado.

[email protected]

      



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/once-varas/sorpresas-te-da-la-vida
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo