Google-play App-store
Monterrey N.L.

Kick off, cuadro titular Foucault, Aristóteles y Bobbio

Péndulo Político
Por Alain Duthoy



Antes de comenzar quiero dar las gracias a Israel Castillo por la oportunidad y el espacio dentro de Pan y Circo® así como a Walid Tijerina por su recomendación a éste, agradezco a ambos por este editorial y los demás por venir.

Tal vez esta primer publicación parezca con un enfoque un tanto académico, pero me resultó más fácil explicarlo de esta manera.


Comencemos con ¿Qué es péndulo político? Para ello debemos desmembrar el título junto con mis compadres, el francés Jean Léon Foucault, quién demostró experimentalmente la rotación terrestre mediante un péndulo en 1851 y el maestro de la Antigua Grecia, Aristóteles. Primero, se le llama péndulo a un sistema físico que mueve un objeto de lado a lado (oscilación bajo la acción gravitatoria), que está suspendido de un punto o un eje horizontal mediante un hilo o varilla. Existen varios tipos de péndulos como el cónico, doble, de Newton, entre otros, pero el que aplicaremos aquí es el de Foucault, debido a su diferencia con el péndulo simple ya que el de Foucault puede oscilar libremente en cualquier plano, puesto que es un sistema con dos grados de libertad o dos integrantes de movimiento; la energía y la componente del momento angular paralela al eje vertical. Por otra parte, el concepto de política o político es muy amplio, así que sólo nos abocaremos a la obra de Aristóteles “La política” quien a través de sus libros (I al VIII) establece la relación ciudad-hombre, el gobierno por sus dimensiones, sistemas y esquemas de gobierno así como su estado de derecho, aunque por otra parte hay que dar la definición de la Real Academia Española, que establece que político, ca: es, entre otras cosas “el arte, doctrina y opinión referente al gobierno de los Estados”.


Dicho lo anterior yantes de que se me pierdan, hay que añadir a alguien más a la cancha,  Norberto Bobbio, jurista, filósofo y politólogo italiano, académico en la Universidad de Turín y Senador, llamado socialista liberal, afiliado al partido demócrata de izquierda y autor de varias obras, entre ellas y la más importante para este editorial, el de “Derecha e izquierda. Razones y significados de una distinción política”. En esta obra, Bobbio establece una tesis que denomina la “díada derecha-izquierda”, en ella deja claro que ya carece de existencia real entre los partidos, discursos, posturas y propuestas que se les denomina de izquierda o de derecha, puesto que dichas propuestas, posturas o discursos que antes eran conocidas como de izquierda, de liberales, ahora han sido adaptadas por discursos o posturas expresadas por partidos de derecha o conservadores. Anteriormente veíamos a los gobiernos montados de un sistema religioso que eran los conservadores o los de derecha, actualmente, por decir un ejemplo, tenemos al partido de MORENA, quien se autoproclama como la izquierda liberadora del gobierno opresor, usando como imagen, sí, a la virgen de Guadalupe. La crisis de la ideología (como Bobbio la denomina) está en donde la izquierda de hoy ya no es la de ayer, porque las situaciones ya no son las mismas, los gobiernos de izquierda fracasaron y tuvieron que cambiar o adaptarse a la sociedad actual o al régimen de gobierno, de lo contrario estaban destinados a desaparecer. Y por otra parte, los gobiernos de derecha tuvieron que hacer lo similar, pero necesitaron acercarse más a la gente, abrir los gobiernos y ser más cercanos con la ciudadanía, obligados a ofertar posturas y propuestas populares. Es el caso del Partido Acción Nacional tuvieron que adoptar propuestas igualitarias, los partidos de derecha de antaño estaban convencidos a que la desigualdad era algo que no podía ser eliminado y ni siquiera deseaban su eliminación, mientras que las izquierdas luchaban por una igualdad entre pueblos y razas, a esto el PAN promovió el voto, la igualdad y equidad de la mujer en la apertura democrática y electoral en el país, como con paridad de genero en los cargos de elección popular y el impulso de las candidaturas independientes, cosa que pertenece, en teoría, a la izquierda que busca la igualdad.


Se preguntarán, que tiene que ver una con otra, pues ahí les va, como dije que el péndulo de Foucault mantiene oscilaciones mediante 2 fuerzas y Aristóteles declara que la política es para las personas y por personas, así como la función del poder y el gobierno, bueno, aunado a eso y a la díada de Bobbio, podemos decir que un péndulo político puede ser aquel objeto (dígase política a la bolita que se mueve) que, mediante a sus dos fuerzas: 1.- Posturas, discursos y propuestas y 2.- Etapas en el tiempo, situaciones económicas o sociales (dígase coyunturas) mantiene un movimiento oscilatorio de lado a lado en donde la izquierda y derecha se pierde actualmente en los gobiernos o en las divisiones de poderes.  


De lo ya dicho, y con las recientes elecciones (de un año para acá) deja en evidencia que esto está sucediendo, como las propuestas populares y clientelares del partido de derecha en otorgar servicios gratis con tal de ganar votos en elecciones y por su parte los partidos de izquierda, que con tal de no perder su registro como partido, buscan coaliciones con el partido de derecha para subsistir y sobrevivir, aunque la declaración de principios y agenda de cada partido sea distinta, pero bueno, volvemos a lo mismo, el movimiento que genera la coyuntura establecerá la propuesta y ésta puede ser de izquierda o derecha, independientemente que el partido busque establecerse en una definición ideológica de izquierda o derecha.



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/pendulo-politico/kick-off-cuadro-titular-foucault-aristoteles-y-bobbio
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo