Google-play App-store
Monterrey N.L.

Los Derechos Humanos como marketing popular

Péndulo Político
Por Alain Duthoy





Estimado lector, la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos en su primer artículo reconoce y otorga a todos los individuos sus derechos fundamentales –recientemente como derechos humanos definidos como el conjunto de prerrogativas sustentadas en la dignidad humana, cuya realización efectiva resulta indispensable para el desarrollo integral de la persona– y no es más que las garantías constitucionales que tienen las personas y que el Estado de Derecho (o sea el gobierno) debe de garantizar proteger y otorgar a todas las personas;


“Artículo 1o. En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse...”


Además de las autoridades mexicanas en velar por los DH en México existe la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), incluso, también existe la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) para América e internacionalmente la protección de los derechos humanos llega por medio de la Organización de las Naciones Unidas, desde la promulgación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en el 1948, o sea, no son nuevas enchiladas jaja.


Dicho esto, es importante mencionar que existe un problema de fondo en este tema y es que todas las autoridades mexicanas, al cometer el más mínimo error con los particulares, se ven vulnerables en un procedimiento de amparo que es sumamente ganable por el particular o en el peor de los casos, cuando no cometen error alguno y aun así presentan y pierden en el amparo en juicio.


Ahora bien, entrando en materia, ante las recientes declaraciones de Andrés Manuel López Obrador, (pre-pre-pre-candidato presidencial por MORENA) sobre las supuestas violaciones a los DH por parte de la Marina de México en el operativo en Nayarit donde un helicóptero se ve como disparan hacia el suelo, tipo “Black Hawk Down”, resulta importante revisar, ¿Qué es lo que está valorando AMLO ante tales cuestiones? Recientemente la UNAM publicó una encuesta por parte de Buendía & Laredo en donde la institución con mayor confianza es la armada de México con un 71% de aceptación, ¡8% arriba que la iglesia católica! Jaja que la iglesia!!.


Volviendo a la cuestión, no es una ponderación si los DH son más importantes o no, por supuesto son importantes, sino, ante tales declaraciones por parte de AMLO, ¿será que valora más la popularidad de la coyuntura y atacar a la Marina de México y exigirle a la CNDH una investigación exhaustiva sobre las supuestas violaciones a los DH, aún y cuando el resultado político sea depreciar la aceptación y opinión pública sobre la armada y la Marina? Y de ser así, ¿qué podemos esperar de este tipo?


La ley no permite juzgar a un miembro de la militar bajo algún tribunal civil, ya que las leyes ordinarias no son del todo aplicables a los militares, sino ellos tienen su propio tribunal militar y ordenamientos de aplicación militar, entonces, a tal propósito, ¿Cuál es el objetivo de menospreciar y difamar a la Marina sin pruebas? ¿Es más importante la retórica política que la propia institución? ¿O será que los DH protegen más a quién no debería?


Ante tales críticas, el general José C. Beltrán y director de DH dentro de la Secretaría de la Defensa, aclaró que la institución rechaza todo tipo de conducta y actividad en contra de los DH y le pidió a AMLO (lo llamó como “actor social”) que presentara pruebas que puedan confirmar sus declaraciones.


Dicen que en el juego de la política todo se vale y aparentemente AMLO tiene claro eso (pues lleva como 12 años haciendo campaña) y confirma que; si difamar a la institución con mayor aceptación en el país le resulta de algún provecho en su capital político para su aspiración presidencial, lo hará cuantas veces sea necesario. (El fin justifica los medios – El Príncipe de Nicolás Maquiavelo)


Las declaraciones de personajes de izquierda durante el transcurso de los siglos se transformaron y ahora son los de derecha y así sucesivamente cambiará durante la historia, recordemos que AMLO busca representar a una izquierda modera y transformadora de paz, pero si para ello maltrata a la institución encargada de garantizar la paz ¿Qué nos queda?


En días pasados, Trump y su equipo (de derecha) dejó plantada a la CIDH en una audiencia pública a discutir la agenda de la política migratoria que, evidentemente está agrediendo a los DH de los migrantes; la excusa fue “No podemos entablar pláticas sobre un tema que se encuentra en litigio”. En la administración pasada de Felipe Calderón (de derecha) se entabló una batalla fuerte contra el narcotráfico y crimen organizado, los críticos le llaman la peor vulneración a los DH en cuanto a políticas públicas se trata, aún y cuando se buscó privilegiar el derecho a la seguridad.


Si nuestro Estado de Derecho manda que “todas las personas gozarán de los derechos humanos y el Estado deberá de garantizarlos” pero vemos que en el terreno de la política, donde todo se vale, la agenda a los DH es un tema de moda como marketing político actual y las instituciones no políticas sólo salen damnificadas por no poder entrar a ese ring debemos entonces preguntarnos:


Realmente ¿A quién protegen los Derechos Humanos en México?




COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/pendulo-politico/los-derechos-humanos-como-marketing-popular
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo