Google-play App-store
Monterrey N.L.

El ciclo sin fin

httpwwwziclacomimggrafic_zerowastepng


Nacer, crecer, reproducirse y morir. Es un ciclo al cual estamos sujetos. Es imposible romper este ciclo, ya que si este fuese el caso, habría una sobrepoblación en este planeta. Al igual que el ciclo de la vida existen muchos otros ciclos en este planeta como es el ciclo del agua, del carbón, del nitrógeno, el de la tierra etc. ¿Pero por que se nos ha dificultado imitar esos ciclos en el desarrollo de nuestras industrias? A lo que me refiero es que hemos creado industrias en las cuales entran materias primas que a su vez generan productos y “residuos” que no benefician a la naturaleza, lo cual rompe con la ley de esta misma que se caracteriza por llevar a cabo un ciclo cerrado.

El funcionamiento de nuestra tierra es maravilloso. Simplemente lo podemos confirmar, conociendo un poco sobre el ciclo del carbón. Este ciclo lo podemos apreciar a diario, pero no le damos la importancia porque es algo que lo damos por hecho. Los seres vivos inhalamos oxígeno y exhalamos dióxido de carbono el cual se dispersa en el ambiente y forma parte de la atmosfera en la que vivimos. Los carros, los volcanes y el océano también aportan carbono a la atmosfera. ¿Pero cómo es que el carbón se transforma en otros elementos para que no se sature el aire que respiramos de este componente toxico? Por medio de la fotosíntesis que hacen las plantas, transforman el dióxido de carbono en oxígeno. Otra parte se precipita en el océano, se sedimenta en el fondo del mar y con el transcurso de los años forma parte de los combustibles fósiles como el petróleo y el gas.

Hoy en día se ha tratado de copiar estos procesos cerrados. Es por eso que surge el término de la Ecología industrial la cual es semejante en estructura y función al sistema natural. Cambia el sistema lineal de las industrias convencionales a un sistema cerrado, donde los residuos de una empresa son materias primas de otra.

Una de las industrias que consume grandes cantidades de recursos naturales es la de la agricultura, ya que usa aproximadamente entre un 50-60 % del agua potable. Es por eso que surgen sistemas más eficientes y cerrados como el sistema acuapónico, el cual discutiremos en otro artículo. 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/ser-sustentable/el-ciclo-sin-fin
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo