Google-play App-store
Monterrey N.L.

“Pie Grande”

Por más de 2000 años el hombre ha tomado poder de los recursos naturales que la tierra nos ha dado. Los hemos utilizado para construir casas, generar comida y desarrollar todo un nuevo ecosistema urbano al cual le llamamos ciudades. ¿Pero cómo es que como hombres hemos llegado hasta este punto? Primero que todo hay que pensar sobre la creación del planeta y el hombre. Unos dirán que es la creación suprema de un Dios, otros dirán que es la evolución y otros simplemente no le dan importancia a este tema. Segundo; el poder del pensar que se nos ha dado, nos ha llevado empoderarnos de lo que el planeta nos brinda. Tercero; la capacidad de adaptabilidad al cambio de ecosistemas nos impulsa a llegar a los lugares más recónditos del planeta. Aun así teniendo todos los recursos intelectuales y naturales, no hemos podido saber cómo manejar correctamente lo que se nos ha dado. Tomamos por hecho que este recurso el cual la tierra nos presta, nos pertenece. No es así, ya que claramente la naturaleza nos trata de arrebatar lo que pensamos que es nuestro por medio de los desastres naturales.

¿Alguna vez han escuchado el término de la huella ecológica? Se le conoce como huella ecológica al indicador del impacto ambiental que genera el ser humano hacia los recursos naturales que existen en el planeta. Viéndolo del lado amable, podemos crear una huella ecológica nula o tan mínima que el ecosistema se pueda recuperar. Pero si lo vemos del lado negativo se puede generar una huella ecológica que rebase la capacidad de recuperación del ecosistema, llevándolo a una degradación eminente.

¿Qué tipo de huella ecológica estamos dejando en el planeta? Sería una falsedad decir que el impacto que dejamos en los ecosistemas es nulo, ya que solamente la agricultura es responsable del 25% del calentamiento global, seguido por las industrias y las plantas termoeléctricas. De acuerdo a los estudios se necesitaría aproximadamente 1 ½  para poder cubrir con la demanda que tiene el ser humano.

Uno podría decir que esto no es cierto, pero los invito a hacer la siguiente encuesta para que se den cuenta de la huella que están dejando en este planeta. Podría ser confortante ver que solamente necesitemos un planeta para vivir, pero pensemos en que no todos tenemos el mismo estilo de vida, podrá haber personas que necesiten hasta tres planetas para poder tener la vida que tienen.




COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/ser-sustentable/pie-grande
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo