Google-play App-store
Monterrey N.L.

La “lucha subterránea” en Estados Unidos

Tierra De Nadie
Por Walid Tijerina



I, too, sing America.
I am the darker brother.
They send me to eat in the kitchen
When company comes,
But I laugh,
And eat well,
And grow strong.
(…) I, too, am America.
Langston Hughes, I, too

Aguilar Camín llamó “lucha subterránea” del debate entre Hilary Clinton y Trump al conflicto que ha guiado a las dos posturas polarizadas: la respuesta ante la creciente multiculturalidad y la inmigración. Aguilar Camín, apoyado en un ensayo de Zach Beauchamp, repasa cómo una ola de nacionalismo y nostalgia por antiguas economías ha generado un rechazo a la creciente multiculturalidad de países en occidente y a las economías guiadas por el libre comercio (y libre tránsito de personas).

Como habíamos repasado en alguna parcelita anterior de la Tierra de Nadie, el tema de la población ha retomado relevancia en nuestros tiempos. Al inicio de nuestras independencias (en América Latina), nuestros países se enfrentaron con sociedades divididas entre clases, etnias y nacionalidades. Por algo el estadista argentino, Rafael Alberti, decía que “gobernar es poblar”. Y los argentinos, en tiempos de Sarmiento, decidieron poblar mediante inmigraciones masivas de europeos y, después, a través de la llamada Conquista del Desierto—donde desplazaron a grandes cantidades de poblaciones indígenas en busca de una elusiva “unidad” nacional.

Otros países, como México, se encontraron con este mismo conflicto, aunque la “raza cósmica” de Vasconcelos comenzó a configurar las riquezas y ventajas de la diversidad de etnias y culturas, en oposición a utópicas unidades nacionales que generaban, frecuentemente, rasgos autoritarios. Ahora los países de occidente se encuentran de nueva cuenta divididos entre los dos caminos. Por un lado, tenemos a Canadá y a su ministro Trudeau afirmando que la diversidad de sus culturas y ciudadanía es su fortaleza, al igual que Hilary Clinton. Por el otro lado, tenemos a un candidato como Trump quien pretende revivir los rasgos nacionalistas y herméticos del país –en medio, hay que mencionarlo, de uno de los conflictos estadounidenses más graves en tiempos recientes respecto a sus comunidades afroamericanas.

La economía, sí, es un tema clave de las propuestas de los candidatos de Estados Unidos, pero es esa lucha subterránea –entre diversidad y nacionalismo— lo que ha definido las posturas polarizadas. Y en los siguientes debates, podemos estar seguros que esta lucha terminará perdiendo su cualidad subterránea para posicionarse, al descubierto, en la boca de todos.



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/tierra-de-nadie/la-lucha-subterranea-en-estados-unidos
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo