Google-play App-store
Monterrey N.L.

Repúblicas imaginarias y falsas austeridades

Tierra De Nadie
Por Walid Tijerina




Desde mediados de los 80s, la promesa de la austeridad se ha adueñado de los gobiernos federales en México. Ya fuera en campañas o en los inicios de cada administración presidencial, se prometían austeridades como remedio a un pasado agobiado por dispendios, inflaciones y bancarrotas. Y lo mismo siguió en el nuevo siglo, en la primera alternancia de partidos en la presidencia. Fox y Calderón también prometieron austeridades con resultados variados. Ahora, con el actual gobierno federal, no podíamos entonces esperar algún remedio diferente ante la creciente deprecación del peso y casi nulo crecimiento de la economía. Se habló otra vez de “austeridades” y “recortes al gasto público” como panacea para el pesado avión mexicano que nada más no despega. Y para agravar las cosas, siguen apareciendo dispendios escandalosos: el más reciente reflejado en los 900 millones de pesos que el gobierno federal, a través de la Cancillería, depositó en dos años a una ONG liderada por Josefina Vázquez Mota.

“Juntos Podemos” se llama la ONG y ésta noticia del desfalco fue la primera que ocasionó que me enterara de ella. Primero leí que esta organización no gubernamental se dedicaba al tema de los migrantes. Después, acaso un poco más detallado, que a mejorar las condiciones de los mexicanos viviendo en Estados Unidos. Al final, no obstante, ya no supe si trabajan sólo en Estados Unidos o tanto en Estados Unidos como en México. Y no ha pasado ni siquiera un semestre del anuncio de Videgaray (ahora fuera del gabinete) sobre aciagas austeridades, donde habló de “ajustarse el cinturón” con rostro compungido. Es decir, le quitan miles de millones de pesos a la inversión pública o a la inversión en materia social para dársela, en cambio, a una misteriosa ONG liderada, además, por una de las principales figuras del PAN. El PAN ya salió a defender a Vázquez Mota, diciendo que no dudaban de la entereza de Josefina y de su capacidad de manejar hartos dineros –como ya lo había hecho en la Secretaría de Educación y en la Secretaría de Desarrollo Social, dijeron.

En fin, seguimos viviendo entre políticas públicas imaginarias. Y todo me recuerda a los postulados de Maquiavelo sobre la diferencia entre “las repúblicas imaginarias” erigidas por pseudo-estadistas o académicos y las verdaderas prácticas del gobierno. Me recuerda también, a la similar dicotomía elaborada por Joe Migdal respecto a los estados en el Tercer Mundo: con una imagen del estado y unas prácticas, a veces contradictorias, de ese mismo estado. En México, queda claro, seguimos viviendo en repúblicas imaginarias, proyectando imágenes etéreas sobre la pantalla (como distracción) mientras nos roban la billetera.



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
http://panycirco.com/editorial/tierra-de-nadie/republicas-imaginarias-y-falsas-austeridades
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo