Minuto

La mentira, el idioma vigente

By enero 15, 2024No Comments

Minuto

CHAVA PORTILLO

La aparición en escena política de Samuelito el mentiroso, nos podría poner a elucubrar y confirmar que la mentira es la moneda de cambio e identidad de los políticos de reciente cuño, pero no, el mentiroso existe desde que el mundo…es mundo.

Lo que cambió fue el estilo de decir las mentiras, porque en tiempos pasados el embuste, la exageración o la promesa incumplida se hacía con más estilo guardando la figura y de ser posible hasta se ocultaba, mientras que hoy, el cinismo y la presunción, son parte de la porquería, ahí tienen ustedes a López presidente con sus inauguraciones repetidas como el trenecito de la ilusión, la obra que más listones cortados tiene en la historia de la humanidad.

De su alumno más aventajado, el mentiroso compulsivo Samuelito que aprendió rápido con las inauguraciones repetidas como el acueducto Cuchillo ll que supera al Tren Maya y sigue sin surtir agua a los sedientos ciudadanos que ya se la cobrarán en las próximas elecciones.

Otra de las muestras de cómo se manifiesta esta cultura son los tres doctorados del mentiroso gobernador que hasta el momento nadie ha podido explicar dónde y a qué hora el “genio” intelectual le dio tiempo para estudiar, preparar y presentar sus tres doctorados, amén de demostrar si le han servido de algo la excelsa preparación académica, porque durante la reyerta de solicitar licencia, iniciar la campaña, regresar a la gubernatura luego que no le fue aceptado el capricho de dejar a un cómplice en el intinerato, demostró que sus títulos doctorales los ha de haber obtenido en la Universidad de Perros Bravos Nuevo León porque un modesto Congreso le enseñó el ABC  de temas judiciales.

La otra muestra de las falsedades que pululan en el contaminado ambiente es la todavía no aclarada -hasta hoy- “lluvia” de títulos que brotaron como palomitas  que empezaron con la esposa Jazmín Esquivel  del compadre del mesías de Macuspana José María Rioboó, que después de haberse descubierto que plagió la tesis doctoral, ni la UNAM ni el mismo presidente López ni en su  momento Arturo Zaldívar como Magistrado Presidente destituyeron a la mentirosa profesionista y sigue firmando oficios cuando es totalmente ilegal, además de inmoral.

Ya no hablemos de la señora sustituta del canalla ministro Zaldívar que renunció inconstitucionalmente para sumarse a la campaña de la señora Claudia niña de mis ojos y darle la entrada a Lenia Batres que permanecerá por quince años aún demostrando que le falta capacidad y perfil para desempeñar el cargo.      Pero esos son los cojones del presidente López, dejar bien “planchado” todo para no tener quejas ni problemas legales posteriores.

Por esa razón, dentro de las Reformas Constitucionales que pretende enviar a las Cámaras el presidente López desea que los jueces, ministros y demás autoridades judiciales sean nombrados por voto popular, o seas él, para tener todo en un solo morral.

El cierre con broche de oro para las mentirosas costumbres es el título escolar de mentiras que otorgaron ipso facto al vocero de la Fiscalía de Justicia del la CDMX Ulises Lara que se convirtió en Licenciado en Derecho en un dos por tres.    “Nada de mentir, nada de robar, nada de traicionar”. ¿O cómo era?                   minutochavaportillo@gmail.com