Minuto

A lo hecho, pecho

By junio 4, 2024No Comments

Minuto

CHAVA PORTILLO

Más allá de entender que una cosa es el deseo y otra, la realidad pasaron las elecciones aportando como resultado catastrófico lo que ya sabemos y ni hablar, no hay más que cabrestear porque si no, nos ahorcamos, recordando la sabia frase de la canción del argentino Ricardo Ceratto, “el sol nace para todos” esperando que ojalá no se nos muera el caballo, cuando se estaba acostumbrando, a no comer.

Pero si a algunos nos fue mal, a otros les fue peor.          Esperanzados soñamos que Xóchitl podía ganar, pero nos movió más el deseo y las buenas intenciones que la realidad y entendamos de una vez por todas, el presidente López, fue mucha medicina y solo los tontos además de los necios, ilusionamos que el carruaje nunca se convertiría en calabaza y los cocheros jamás volverían a ser ratones después de bailar el vals de la media noche.

Pero si nosotros necesitamos un pañuelo para secar las lágrimas, Samuelito el mentiroso gritaba le dieran una sábana, porque la altanera frase de que le haríamos lo que el viento a Juárez, no tan solo le hizo volar el sombrero, lo derrumbó por completo dándole tremenda revolcada, peor, que las que ya le habían dado en las otras sarracenas, como cuando quiso imponer su voluntad de nombrar a su interino en la persona inútil de Javier Navarro Velasco teniendo que regresar despavorido veloz para retomar la gubernatura haciendo el ridículo más grande que se recuerde.

Hoy Samuel el mentiroso-mentiroso, quedó como los avestruces, con la cabeza en un hoyo, enseñando la otra parte de la anatomía mostrando sus vergüenzas, porque ha perdido todo, lo que se nombra, todo.      Primero, su princesa “caramelo” que soñaba que se las comía vivas y las zurraba muertas mordió el polvo, truncándose la mágica carrera de convertirla en alcaldesa para después erigirla como gobernadora cuando él diera el adiós definitivo.

Por si no sabían, mentiroso, intentando traicionar a su compadre Colosio quiso quitarlo del camino despejándole el camino a su princesa para acortar la travesía a la gubernatura, pero el Colosín que no sirve para nada, se puso vivo y dijo “nones” obligando a la influencer buscar ser presidenta municipal, hazaña que se antojaba nada fácil porque se enfrentaría a Adriancito que sería un hueso duro de roer, como ya quedó de manifiesto.

Al final de cuentas, estiraron la colcha de la banalidad quedando al aire sus impudicias tanto de Mariana como la de Luisín que quedó claro que no nos gusta ni pa mucho, ni pa poco, quedando en tercer lugar y que, si no hubiera sido por las tramposas reglas del juego de ir como contendiente además de plurinominal, se hubiera ido para su casa con las cajas destempladas.      Será senador, pero lleno de pena y si fuera decente, que no lo es, renunciaría, porque entre otros daños, dejó fuera a su líder nacional, que era su suplente.

Ahora viene lo bueno.   Samuel perdió hasta la camisa, lo que significa que además de su mujercita que no será alcaldesa, ganó lo mínimo en la competencia de sus esbirros porque Nava en Santa Catarina y Arratia en Juárez pelearán en tribunales, tendrá una mínima expresión en el H. Congreso que ya se la tiene cantada, pasando el mes de septiembre que se cumplen los tres años, seguramente abrirán declaración de procedencia, desaforarlo y sin respaldo, enjuiciarlo y a la cárcel por ladrón.

O qué creía, que esto iba ser pura miel de colmena.   No mi rey, ahora sí, agárrese de la brocha, porque van a quitar la escalera.     Se lo advertí.      minutochavaportillo@gmail.com