Google-play App-store
Monterrey N.L.

SOBRE MÁRTIRES, SOBRE EL SILENCIO.

Algunas noticias atragantan el primer café, emborronan lo cotidiano, transforman el día en un extraño delirio surrealista.

Algunas noticias atragantan el primer café, emborronan lo cotidiano, transforman el día en un extraño delirio surrealista. Nos dan un buen puñetazo en la cara y nos meten en vena la dosis de realidad nefasta que nos pone en guardia de nuevo, a la espera de la siguiente finta que nos tiene preparada ese agujero negro en el que se ha convertido nuestra rutina.

Leo, y me cuesta no tirar a la papelera el periódico. Por la rabia, por lo inhumano. No sé hasta que punto habrá tenido repercusión mediática, pero aquí va lo ocurrido: un jubilado griego de 77 años se para en la plaza Sintagma, en Atenas. Un lugar lleno de simbolismo, ya que se ha convertido en el escenario habitual donde los griegos levantan su voz en contra del abismo social al que se ven abocados.

En la plaza donde la furia y el desasosiego griego toman forma, el protagonista de nuestra historia se pega un tiro. Sin más. Las deudas y la falta de control sobre su propia existencia han ganado la batalla. Una detonación, y un nuevo mártir. Alguien insignificante dentro de la pesadilla griega se transforma en la imagen de la desesperación, en la cara ensangrentada de un país que languidece y zozobra, que se agarra a tantos clavos ardientes que ya ni siente las manos. Después de tanto ruido, voces alzadas, fuego, humo, carreras, pancartas y derrotas, sólo queda el silencio. Un silencio triste y amenazador. El silencio que engulle las esperanzas de los que pierden cada día un poco más de sus propias vidas, en manos de ejecutivos, economistas y expertos. Recordemos que los piratas ahora llevan corbata.

Apenas se ha hablado en medios oficiales de la muerte, de las circunstancias, de la historia de historias que rodea un acto desesperado. Supongo que no es bueno que se fabriquen mártires. Supongo que no es bueno que la gente sea consciente de ese silencio del que hablo. El silencio cómplice. El silencio asesino.

Dice el FMI que lamenta lo sucedido. Un consuelo. Mientras tanto Grecia, Europa, el mundo, sigue en manos de gente sin alma. Que fabrican silencio. Que provocan mártires. 


Santiago Negro [email protected]

 

COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/columna/el-hemisferio-izquierdo/sobre-martires-sobre-el-silencio
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo