Google-play App-store
Monterrey N.L.

El Taco-H y el Pabellón

Como héroe y Taco-H que soy y con eso de que los ciudadanos que andan a pie sufren para llegar al Pabellón Ciudadano ya que tiene que estar toreando los carros, caminar por banquetas llenas de basura y plantas que apenas deja espacio y en muchas de las ocasiones tiene que bajar a la calle y en los camellones se topan con piedras que más que adornar entorpecen el andar de los ciudadanos.

 

Por lo que me fui de inmediato a visitar al gober interino Manuel González pos pa’ofrecerle una solución a estos inconvenientes que sufren los ciudadanos los más amolados, para lo cual muy atentamente me mando decir que me recibiría pero tan solo unos minutos porque tenía mucha chamba por delante.

  

Al entrar a su oficina de inmediato le dije que nos dejáramos de saludos pa’poder aprovechar los minutos que tan buena onda me concedió y empecé a explicarle mi proyecto.

  

Punto No. 1

En el problema de estar toreando a los vehículos que pasan por Arambarri, F.U. Gómez y Washington, ahí lo ideal es poner unos puentes peatonales, pero como la gente es muy dada a no usarlos ahí lo más conveniente es poner en la parte de arriba como un mercadito tipo como  los que se ponen en la colonias en donde vendan dese ropa, tenis, accesorios, hasta papitas con chile, elotes, churros rellenos, comida y veras que toda la gente va a preferir irse por el puente que por la calle.

  

Punto No. 2

En el asunto del camellón que tiene piedras decorándolo que mas bien lo único que hacer es dificultar el andar de los ciudadanos, pues aquí como ya vamos aponer los puentes, pos estos de plano los clausuramos poniéndoles una barda y así también obligamos al ciudadano a que use el puente peatonal.

 

 

Punto No. 3

En el problema de las banquetas trasplantaríamos toda las plantas a los camellones y pondríamos una malla con muchas bolsas de hule pa’que la gente mientras vaya caminando pos que recoja la basura y la ponga en las bolsas, así matamos un pájaro de dos tiros la gente se educa en que no hay que tirar la basura en la calle y mantendríamos limpias las banquetas.

  

Estaba yo tan emocionado dándole mis maravillosas ideas y de repente me dice sin más ni más, no se puede y ya no me quites el tiempo porque tengo que recabar muchas firmas pa’l jefe y me dejo ahí solo, triste y aguitado.

  

Por lo que mejor decidí irme pa’mi cantón porque de plano me deprimí porque ahora que les voy a decir a los tacoaches que les ofreci que fueran a vender al mercadito del Puente Pabellón hasta nombre ya le tenía, así que ahí nos vemos hasta la próxima.

 

 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/columna/el-taco-h/el-taco-h-y-el-pabellon
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo