Google-play App-store
Monterrey N.L.

No habrá Paz en México si sigue habiendo hambre

Para tener un México en paz necesitamos un México sin hambre, necesitamos un Gobierno que responda a las demandas de las grandes mayorías y acotar la brecha entre ricos y pobres. ¿Podrán?

No es fácil, muchos que han vivido en Los Pinos lo han ofrecido en sus discursos, pero en los hechos han demostrado que pueden más los intereses de grupos y partido que resolver la desigualdad social.

El Presidente, Enrique Peña Nieto, lo reconoció en su primer Informe de Gobierno, a 9 meses de iniciada su de administración: México enfrenta actualmente un gran reto en materia de productividad, este indicador ha decrecido en los últimos 30 años a una tasa promedio anual de 0.7%, lo cual ha incidido negativamente en el desarrollo de la economía nacional (http://www.presidencia.gob.mx/informe/)

Hablamos de 30 años de gobiernos donde ya hubo alternancia: 18 de presidentes priistas y 12 de presidentes panistas.

¿A quién culpamos? El PRI dejó el Gobierno en el 2000 y lo recuperó en el 2012; La izquierda, principalmente el PRD, gobierna desde hace 16 años diversos estados de la república y no ha pasado nada extraordinario y el PAN fue un fracaso en 12 años de gobierno.

El crecimiento nacional ha sido desastrozo en 30 años, es como en una familia, si no hay ingresos no hay de comer; así le ocurre al país, no hay crecimiento no hay ingresos nacionales que impulsen el desarrollo, así de simple, motivo por el cual la pobreza crece a un ritmo acelerado en todos los rincones del país.

El problema no ha sido la falta de acuerdos, sino e cumplimiento de esos acuerdos. Pareciera que Peña Nieto a eso está tratando de entenderle porque el Pacto por México le ha permitido avanzar en algunas de las reformas que demanda el país, pero los representantes de los partidos políticos no le han entrado como debe ser, porque están pensando en el medallero.

¿Quién se pondrá la medalla? No están pensando en qué beneficios habrá para la población. Necesitamos dejar de darle migajas a la sociedad, urgen acciones que terminen de un tajo con vicios, como ocurrió cuando decidieron meter al bote a la Elba Esther Gordillo.

Mucho hablamos de democracia, pero la democracia debe ser un estilo de vida, no sólo actos clientelares de partidos, gobiernos, políticos y empresarios metidos de proveedores que elevan presupuestos.

Seguimos viviendo en dos Méxicos: uno es el de la opulencia y otro es el de la violencia. Las manifestaciones son producto de la negativa al diálogo entre las partes ¿qué piden los maestros? ¿será acaso un imposible? No se trata de entregarle los maletines y fajos de billetes al SNTE o a la CNTE como lo hizo Felipe Calderón con Elba Esther para mantenerlos callados, se trata de encauzar inquietudes.

Este primer informe de Peña Nieto propuso a los mexicanos 5 puntos a saber: 1.- Alcanzar un México en Paz; 2.- Lograr un México incluyente; 3.- Construir un México con educación de calidad; 4.- Impulsar un México próspero y ; 5.- Consolidar un México con responsabilidad global.

Para lograr estos objetivos se requiere del concurso de todas las partes, pero cuando una de esas partes se niega a participar, se quebrantan los objetivos.

A jalar parejos sino queremos ver cientos de réplicas de las manifestaciones magisteriales y de “anarcos” (anarquistas) por todo el país.



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/cronista-digital/no-habra-paz-en-mexico-si-sigue-habiendo-hambre
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo