Google-play App-store
Monterrey N.L.

Amigos distantes

Minuto
Por CHAVA PORTILLO





Hoy más que nunca la separación de poderes parece ser auténtica; difícil de creer pero autonomía al fin, no como la simulada y cacaraqueada autonomía universitaria que sin existir, se presume, sin autentificarse se ejerce y mal interpreta, porque una cosa es la independencia y autonomía en la cátedra y otra muy distinta es la administrativa de “no le rindo cuentas a nadie porque es mi derecho”.

Mientras organismos como la Universidad “Autónoma” de Nuevo León ejerza un presupuesto que sale del erario y lo sigamos pagando Juan ciudadano deberán rendirle cuentas a la Tesorería y si existiera un faltante o mal manejo, tendrán que aclararlo y liquidarlo, en pocas palabras, no se mandan solos, o citando al cocodrilo mayor: ¡me canso ganso!

Pero esa sería otra barbacoa.   Nos referimos al respeto que debe existir entre los tres poderes que consagra la Constitución, el Legislativo, Ejecutivo y el Judicial.

Sucedieron dos situaciones la  pasada semana, por un lado se obsequió en un juicio la suspensión de amparo para que el tema aeropuertos siga entre azul y buenas noches y los que aseguraban que el de Texcoco estaba “sepultado” y momificado debo decirles que están equivocados de la misma manera que los que lanzan vivas, loas y truenan cuetes victoriosos por la inminente construcción del Santa Lucía igualmente están errados y tendrán que recoger varas sin adelantar festejos porque le están poniendo muchas piedritas en el zapato estirando la cobija del fraude y la simulación.

Más allá de que tengan la razón técnica, Santa Lucía carece de estudios, factibilidad, sustentabilidad, concurso de las constructoras encargadas de erigirlo aunque lo edifique la SEDENA y sea secreto de Estado y todas esas yerbas mal olientes que tanto rechaza López Obrador, tiene la obligación de enseñar los números para saber cuál es la realidad en el desembolso y no caer en la oscuridad temeraria del trenecito soñador maya, donde nadie sabe…nadie supo.

Por otra parte en el Estado han estirado la cobija de la opacidad y resulta que el Poder Judicial que antes dependía del Gobernador ahora independiente se quedó con la mala  costumbre de retener los dineros que llegaban a su tesorería para ejercerlos con la discrecionalidad propia de nada más mis enchiladas tienen queso, sin darle cuenta a nadie y como antes dependían de la decisión del Procurador luego de la sacrosanta palabra divina del X1, hoy las cosas han cambiado, pero las mañas no.

Lo destacable es como buenos abogados han buscado el rinconcito más breve y  escondido para hacerla de tos y “jinetear” el dinero que desde que dejaran de depender del gobierno central estaban obligados a entregarlos a la de ya.

Siempre he tenido la impresión que Gustavo Adolfo Guerrero es un bato decente y los esbirros cercanos aunque no tienen un currículo muy amplio y solo se dan a ver después de las conferencias mañaneras, tal vez no les han enterado que ahora el poder judicial es realmente autónomo y que deben su lealtad a Guerrero, pero los dineros del César, son del César y hay que entregar los que son de dios.

Lo que sucede es que con la renovación de la 4ª y llegada de la quinta todo es penumbra porque tienen el mecate bien enredado y aunque no sean mal intencionados, a lo mejor sí son medios despistados.                                       [email protected]



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/minuto/amigos-distantes
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo