Google-play App-store
Monterrey N.L.

Chupaletas sociales

Minuto
Por CHAVA PORTILLO









De las múltiples acciones que arrancan los gobiernos intentando maquillar sus perversidades y deficiencias cuente usted con los programas sociales de apoyo a las personas que más lo necesitan, los de juventud acumulada y los que diosito los castigó con algún tipo de discapacidad.

La miserable cantidad entregada por estos canallas del gobierno federal sigue siendo un mendrugo de pan cuando la hambruna es de mortal necesidad, sobre todo porque a nadie en las Secretarías de Desarrollo Social Federal ahora coordinadas por la estrellita marinera Judith Díaz ajonjolí de todos los moles tabasqueños se les ha ocurrido realizar las limosnas en lugres adecuados.

Siempre han sido en: lugares apartados  de difícil acceso para sillas de ruedas y bastones, carentes de asientos y  comodidades que regularmente es operado por unos cuentos improvisados que resultan insuficientes para los pobres ancianos que tienen que perder muchas horas para recibir la ridícula suma que siempre resulta efímera en las manos del necesitado.

Delegados van, delegados vienen como el inefable Enrique Martínez y Morales hijo de Enrique Martínez y Martínez   -la i no es de mi cosecha, es mamonería acostumbrada por la familia del ex gobernador- recién nombrado Director de Financiera Nacional de Desarrollo, que por su paso por la Delegación en Nuevo León, se distinguió por continuar con la cadena de insultos y mal tratos a las personas de la tercer edad citando a los hambrientos en lugares distantes e incómodos bajo un sistema anacrónico para agrandar el sacrificio de los convocados.

En una constante, siempre se equivocan en el día que entregan los valores, los del ABCD para el jueves mientras que los de la PQR los lunes, pero la semana entrante, quítele el número que pensó y los martes se realizan la entrega de los que no llegaron.  ¿Usted entendió?...yo tampoco.

A esto súmele temperaturas sobre los 40 grados en verano y hoy cercanos a los cinco después de haber gastado una lana en democrático camión urbano,  los pudientes –no muchos- en un taxi que golpeará el bolsillo de los pobres infelices.

Causan la impresión las dependencias del ramo que más que un programa social es un lastimera indulgencia para ayudar a bien morir a personas que en su momento fueron parte importante del engranaje productivo en una sociedad que hoy aguarda el ocaso.

Las promesas del cocodrilo tabasqueño de darnos un poco más de marmaja a los ancianos nos deja un sabor que son buenas intenciones que se acercan peligrosamente a los tramposos y fallidos programas de Hugo Chávez que continuó Nicolás Maduro al que además de festinar su advenimiento, le han enviado representante personal avalando sus políticas antidemocráticas y  represoras, pero eso a nuestros viejos, los tiene sin cuidado, que con su pan se lo coman.

La muerte no llega con la vejez, llega con el olvido dice el gran Gabo y aquí no somos la excepción.                  [email protected]



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/minuto/chupaletas-sociales
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo