Google-play App-store
Monterrey N.L.

Con defecto de fábrica

Minuto
Por CHAVA PORTILLO






Andrés Manuel presidente seguramente tiene algunos atributos y sin duda defectos de los cuales en el gran total destaca uno que le ha causado problemas desde que era mortal pero que ahora que es deidad divina e inmortal, una llamita se convierte en holocausto; nació con transmisión todo terreno y diez velocidades pa delante, pero no tiene reversa.


El voy derecho, no me quito y no respondo chipote con sangre sea chico o sea grande lo demostró desde su bautismo con el aeropuerto de Texcoco, la desaparición del inservible pero arrogante Estado Mayor Presidencial rematando hasta ayer con la renuncia de Germán Martínez, ex panista de cepa, de lo poco rescatable por su preparación complutense, inteligencia y un par de razones que guarda en la entrepierna.


Es un chavo valiente que se formó al lado de Felipe Calderón cuando compartieron curules y actualmente es Diputado Federal con licencia por MORENA, sitio al que seguramente regresará a tomar plaza ahora que renunció al IMSS de manera sorpresiva y que diga lo que diga el cocodrilo mayor no le cayó muy en gracia el primer grano de la mazorca que se cae.


En pocas palabras al presidente, se le enfrió el caldo.


Más allá de la renuncia, es la causa y la manera en cómo lo anunció y por lo que se escuchó en la tradicional conferencia mañanera AMLO hasta bromeó pero como infante luego del cabronazo soslayó…”al cabo que ni me dolió”, ¡pero como arde!


Se nota que no hubo aviso ni advertencia.   No se dio la llamada ni el mensaje de: díganle al presidente que me urge hablar con él para comentarle algo muy importante, porque sin duda lo hubiera conminado como lo hizo con Poncho Romo se desistiera de su “harakiri” y guardara el Yanagi que le causaría su “muerte” política y una gran horadación a la embarcación pejista que aunque firme y robusta no olvidemos la desgracia del Titanic.


Lo grave en la estirada de cobija en la renuncia de Germán, como era de esperarse, Andrés Manuel le brindó todo el respaldo a Carlos Urzúa dueño de los dineros en el que recae toda la culpa por los recortes ordenados desde Hacienda, solo que el ahora ex Director del IMSS olvidó un principio fundamental, las gallinas de arriba, siempre cagan a las de abajo y la cimitarra la afila el de mero arriba, no los heraldos del infortunio.


Entre otras acusaciones Germán dice en su trágica despedida que no quiere ser salero en la mesa y que no está de acuerdo que recorten por ejemplo el presupuesto dirigido a las mastografías o a los medicamentos para las quimioterapias, aunque diga el presidente “ que no está de acuerdo con Germán”…sin comentario.


Otro dardo envenenado lanzado por el renunciado es la creación de los Súper Delegados insistiendo que el IMSS se maneja con un organigrama donde el Consejo decide las políticas y acciones en la operación del Instituto y la orden es que los impopulares personajes serían los dueños del bate , la pelota, el guante y la cachucha.


Esto ni es fácil ni de poca monta y más vale un grito a tiempo para meter reversa olvidándose un poco del plumífero animal que no se cansa, acuérdense que los cocodrilos…no vuelan.     [email protected]



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/minuto/con-defecto-de-fabrica
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo