Google-play App-store
Monterrey N.L.

Cumbre y sismo

Minuto
Por CHAVA PORTILLO








Creo y si no que me desmienta mi vecino de arriba Paco Tijerina que de toros y toreros sabe un rato largo que la estatua que develaron en una placita pinchurrienta en la avenida Zaragoza y Washington muy cerca de dos periódicos el píe de grabado firma Cumbre y Sismo refiriéndose a el ave de las tempestades Lorenzo Garza y su manera de ser como de arráncame la vida.

No podemos dedicar espacio y tinta a otro tema que no sea el del virus que nos trae como canica en lavamanos, los malestares que nos causa y lo que está por venir que no es poco si no que le pregunten a la devaluada moneda que le rasca a los 22.50 por dólar,  al barril de petróleo que por primera e insólita ocasión hará que baje el precio de la gasolina que consumen nuestros autos, al inminente aumento de los productos cárnicos tanto de res como de cochino, al desempleo y a todo el desbarajuste que un micro organismo maléficoen unos cuantos días amenaza con acabar con todo.

Bueno, está terminando con la popularidad del cocodrilo mayor que más tarde que temprano tendrá que masticar la amargura de la decepción y el hastío de Juan ciudadano que decepcionado sabe que se equivocó por más que se siga comportando como el candidato que arrasó en las urnas y siguieron ciegos al flautista de Hamelin para hacerlollegar a la silla presidencial.    

Una muestra particular es que en lugar de gabinete de profesionales y profesionistas con perfil y cojones escogió a un puñado de corifeos como el pobre diablo sub-secretario de salud Hugo López-Gatell especialista en epidemiología que de un suspiro lo encumbró como vocero del coronavirus y con ironía le dijo que él ordenaría a quién saludar, como saludar y donde hacerlo y que solamente sería el responsable de su “vida”

Lo encumbró de la misma forma que al carnal Marcelo cuando el Tratado de Libre Comercio para luego difuminarlo, o como a Olga Sánchez Cordero de ser la consentida del profesor hoy deambula como diablo en el panteón viendo a que alma se lleva desaprovechando la enorme experiencia y brillantez que guarda la señora a pesar de todos los agravios.

El gran señor Gatell que había estremecido al equipo de incondicionales y serviles funcionarios como el vejete Javier Jiménez Espriú de la SCT que fue el primero en saborear las mieles de la lisonja y que hoy anda dando pena por los rincones como la Zarzamora, se asusta si ladra un perro y lo reta cualquier becerro y hasta ese reto rehúye.

La chiflazón, arrogancia y soberbia de Andrés Manuel López Obrador es el pecado con el que se tropezará y le causará cara la mamonería, lo arrastrará hasta el fondo de la noria y si no pal baile vamos.

El cocodrilo mayor encontrará su Waterloo y ya son muchos los que escriben, piensan y expresan que los días de gloria del amo y señor de los pantanos están contados y nos causará más decepción que el badulaque ranchero de las botas que sirvió para maldita la cosa, ya no hablemos del copete que le dirán los adultos, das, Pena, nieto.

[email protected]      


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/minuto/cumbre-y-sismo
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo