Google-play App-store
Monterrey N.L.

Dinero bueno al pozo

Minuto Por CHAVA PORTILLO








Siempre he considerado que la democracia nos cuesta demasiado y que no sé qué sea más malo, si seguirle metiendo dinero bueno al barril sin fondo, o dejar las cosas como estaban hace cincuenta años, donde sólo había dos sopas, fideos o jodeos y ganando el PRI estábamos jodidos pero rete contentos.   Al menos nos costaban muy poquito.

NO existía la democracia, solo estaban Juan Sin miedo, el ratón loco, el carrusel, las urnas embarazadas, los mapaches y sin embrago éramos felices sin importar que nos veían la cara y siempre ganaría el candidato de las “mayorías”, el tapado, el que no se movía en la foto, el recomendado, el que decía Don Alfonso, el mero bueno.

El cocodrilo nos hizo volver a la historia y recordar que sólo había un partido, los demás eran comparsa, eran confeti o de pacotilla como dice mi compadre.

Pero en tiempos actuales, ver a un Lorenzo Córdova, uno de los más amigos del “sonrisas” Peña Nieto y que por alguna razón sigue en el escritorio después de tantas marranadasgastando cifras millonarias, burlándose de los indígenas, donde una de sus últimasocurrencias fue cambiarle de razón social al Instituto con el afán de gastarse más de mil quinientos millones de pesos producto del nuevo diseño, logo, papelería porque todo lo impreso había que cambiarlo.

Pues ahora a nivel Estatal, la Comisión Estatal Electoral acaba de aventarse la balandronada de no tan solo modificar el edificio sede, sino de construir un palacio enorme para poder albergar a toda la runfla de sinvergüenzas que cobran millonadas y que trabajan cada tres años.

Los Comisionados Ciudadanos Presidentes, Comisionados Ciudadanos Secretarios y toda la pléyade de figuras decorativas que cuestan un ojo de la cara despacharán en un nuevo edificio donde no pararán en lujos y comodidades, muy al estilo de Mario Guerrero “el carnes” que siempre se ha caracterizado por el dispendio al reconstruir oficinas con cargo al erario como modificó las del PRI, luego como Oficial Mayor con el hampón de Natividad y rematar con la de Metrorrey cuando remodeló las de Valentín Treviño en Pino Suárez y Salazar donde ahora pretende despachar Federico Vargas el bailador, cómplice sub alterno de Adriancito el pequeño alcalde de Monterrey que sueña ser gobernador.

Siempre han sido costosos los Partidos políticos y su idiosincrasia, súmele ahora la operación de las autoridades electorales que gustan de despacharse con el cucharón grande y aquí le corto porque es mucho el coraje y las ganas de decirles que tengo mis esperanzas cifradas en el cocodrilo mayor para que acabe con los gastos inauditos… al cabo que cuesta soñar.    [email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/minuto/dinero-bueno-al-pozo
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo