Google-play App-store
Monterrey N.L.

Dios nos coja confesados

Minuto
Por CHAVA PORTILLO






Altamente tenebroso parece el comentario que hacen aquellos que comparan la concordancia de situaciones de que no llegue a un final feliz José Antonio Mead a convertirse en Presidente de México y no por el fatalismo de una muerte prematura, sino por qué simple y sencillamente lo borren de la lista de los candidatos por que el Mago de Oz, única autoridad capaz de desviar el cauce del río no va a arriesgar jamás la posibilidad de que llegue el pejelagarto, o se “caiga” el sistema por qué los números son fríos como el invierno.

La odiosa comparación como suelen serlas todas, es que ven al candidato priista como Luis Donaldo Colosio que no pudo cristalizar su sueño por causa de una bala asesina de un revolver 38 marca Tauro que accionó Mario Aburto y la teoría del asesino solitario, que a la fecha nadie se traga ese argumento.

Coinciden además de Mead y Colosio con el Córdova Montoya en la piel de Luis Videgaray y a Manuel Camacho con Miguel Ángel Osorio Chong recién “promovido” como premio de consolación a un supuesto reintegro de la Senaduría Plurinominal en medio de la agrura que le causó no haber sido tomado en cuenta para el pozo de los deseos reprimidos.

Las alarmas… encendidas y en este espacio comentábamos ayer que a Peña Nieto le crecieron los enanos cavilando que cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar, seguro es que ya está pensando en el Plan B y no es otro que Jaime Rodríguez Calderón que de andar de invitado a una fiesta, a lo mejor se convierte en el novio de la boda por qué hay que decirlo con todas sus letras, a José Antonio Mead le pesa mucho el buche y no ha podido levantar el vuelo y un hijo se da, cuando la patria lo pide y habrá que ir pensando en baraja nueva.

Ricardo Anaya no encuentra clientes nuevos y Andrés Manuel llegó a su techo y empieza a perder adeptos mientras por otra parte de los Independientes Margarita Zavala no deja de ser la esposa de un ex presidente,  Ríos Peter no gana un apoyo ni en su casa y la gran decepción ha sido Pedrito Ferriz de Con que si resucitara Santa Cruz, se volvía a morir por la vergüenza de ver a su vástago convertido en político en desgracia.

Podrán decir misa, pero Heliodoro pian pianito y haciendo menos ruido que el que esperábamos ha juntado cerca de dos millones de rúbricas con casi todos los medios en su contra a los que les cortó el “suministro” y se empeñan en ver el vaso medio vacío.

Es el momento de tomar el toro por los cuernos y darse cuenta que el carrizo no es medicinal y Pepe Toño Mead podría ser lo más picudo en títulos de nobleza y contar con Juana Cuevas su esposa que le brinda apoyo y apapacho pero sigue siendo un contrasentido que a cada evento que preside pide el voto aunque no sea del Partido tricolor, amén de haber sorteado el temporal de su supuesta deshonestidad, cobija que estiró el gobernador de Chihuahua y que lo trae como canica en lavamanos.

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/minuto/dios-nos-coja-confesados
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo