Google-play App-store
Monterrey N.L.

El amor acaba

Minuto 
Por CHAVA PORTILLO






La eterna alegría del hogar de repente se convirtió en una jaqueca incurable.     La ayuda de la señora de la casa quiéranle llamar: muchacha, sirvienta, gata, Juanita, doméstica lo que significa es la tranquilidad para que el buen funcionamiento del hogar se mantenga en el mejor de los momentos.

Sin su presencia la casa es una calamidad y la patrona enloquece por ser muchas de las ocasiones el resolver la carga pesada de una responsabilidad que se presume poco pero es de gran esfuerzo.

En la actualidad y al menos en esta plaza empieza a escasear la oferta y no hay otra explicación que las percepciones de las “muchachas” cada día son más exigentes y los estados que tradicionalmente proveen la mano de obra femenina reciben más efectivo y en especie que buscan otros lares si es que no empiezan a pensar con el sueño americano.

Las sirvientas actualmente perciben un promedio de trescientos pesos diarios que pagando el séptimo día cobran dos mil cien pesos más los esquilmos que si no se los ofrecen, los agarran, como el helado Hagen de la patrona, el bife del señor y los postres delicatesen familiares que baratosnunca han sido.

Suelen tener cuarto separado, colchoneta con pluma de ganso, aire acondicionado y artículos de higiene de la misma marca que utilizan los patrones.  Trabajan seis horas diarias y ya la costumbre de levantarse a las cinco de la mañana para barrer la banqueta y acostarse a las once de la noche después de levantar la cocina eso es historia; hoy, degustaron jamón serrano pata negra, queso de cabra y un par de coca colas sin azúcar. 

La novela de televisa es imperdonable y el programa del higadito insoportable de Chavana es como que a fuerza si es que no se chutan otro programa porque es obviedad que disfrutan de programación de televisión de paga.    Otra de las canonjías ganadas por la costumbre es compartir los caprichos del señor o de los plebes como la pizza, las hamburguesas o la nieve del Costco.

Estamos hablando de las que son honestas, que no se quedan con la feria y no se roban los excedentes del súper o el anillo que extravió la patrona hace meses “al cabo no lo extraña”ya no mencionamos las llamadas de larga distancia al pueblo de origen o a la amiga que trabaja en otra casa, amén de llegar hasta el lunes a medio día cuando prometieron llegar el domingo por la noche.

Esto es…si te conviene, si no, hazle como quieras y hasta aquí mi amor te acompañó y si tú lo determinas, repartimos las gallinas y lo que quedó quedó.

Pero no hay felicidad completa y para siempre, una tormenta se avecina porque la tranquilidad y felicidad que significan esos hermosos ejemplares casi en extinción, amenazan en convertirse en seres terribles que como los zombis saldrán de sus tumbas causando el pánico asustando a todos porque ahora en su lista de exigencias está el seguro social.

Empezará el despido y con ello la tormenta en el hogar, porque el gasto de la casa no tiene contemplado semejante desembolso y las promesas de  AMLO no está haciendo más que hacerle ver a la gente que no estudia ni trabaja, que la flojera deja, pero pégatele, nada que trabajas un día y descansas otro.  Hay que ser flojos e irresponsables al cabo es la mística de la 4ª transformación.

[email protected]

 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/minuto/el-amor-acaba
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo