Google-play App-store
Monterrey N.L.

Embrujo

Minuto
CHAVA PORTILLO





Considero que Gibrán Ramírez además de catedrático, investigador y no sé qué más yerbas aspira a llegar a ser notable editorialista aunque algunas veces lo traiciona el ego que es mucho más grande que su estatura aunado a su enfermiza filiación política pejista.

Seguramente por el gran abismo generacional nos hace tener diferendos en la óptica de referir al ahora vilipendiado tema de los “ninis” que Gibrán defiende feroz y mis setenta otoños me provocan repulsión por la elemental razón que me sembró mi padre que en esta vida “o estudias o trabajas”, los huevones a la calle.

Jamás entenderé la paternalista idea presidencial de premiar con dinero al que no tiene ilusión ni ambición de ganarse una tortilla e incluyo hasta discapacitados, ancianos o al impedido ocasional guardando una proporción inteligente.      Andrés Manuel presidente ha revolucionado al país tan solo en unos meses pero no significa que todas sus decisiones han sido acertadas como la urgente adquisición de las pipas sin concurso, el aeropuerto Santa Lucía, el trenecito yucateco y el reparto desmedido de recursos como Rico Mac pato a los adoradores de la fiaca.

Dice el buen analista Ramírez que los que nacieron posterior a los ochentas encontraron una cuesta más  pronunciada que los que pintamos canas y que presuntuosos vociferamos que a la edad de los chavos de hoy habíamos pagado una morada y mercado un automóvil.

Todo eso porque en tiempos pasados la vida era más simple, sencilla y fácil de vencer las escarpadas.  En 1970 salir manejando un VW del aparador costaba 28,700.oo y el salario de una modesta secretaria alcanzaba para satisfacer lujos y extravagancias de enganchar un depa, un viaje de placer a extrangia o comprar los calzones en Mc. Allen.

Señala el bisoño editorialista que el viento de cola que le pegó a la economía del 54 al 70 trajo como resultado la jauja, la abundancia y el derroche sobre todo dando a entender que los mandatarios de ese entonces no gozaban credenciales de haber sido alumnos de Harvard, Oxford o mínimo de la Complutense de Madrid dominado al menos tres lenguas aparte de la materna.

Gibrán está un poco desorientado, quizá porque sus participaciones en el programa semanal “la hora de opinar” le brindan oportunidad de externar su apasionada defensa al sistema que mantiene moribundo Andrés Manuel López Obrador en cuanto a popularidad y que las elecciones poblanas empezarán a descubrir el velo de la duda si logra sacar adelante a Miguel Barbosa que ha sido una terquedad y empecinamiento luego del fatal accidente donde fallecieron la pantera rosa Rafael Moreno y su esposa la malograda gobernadora.

Dice Ramírez que si sus abuelos fueron capaces de comprar una casa y sacar adelante nueve hijos fue producto de un poco de esfuerzo y un mucho de la responsabilidad del como estaba la economía del país y pongo sobre la mesa del análisis la frase perversa y fatalista cuando llegó accidentalmente  el peor presidente del país Ernesto Zedillo con su error de diciembre, FOBAPROA, la venta-regalo de Ferrocarriles y demás linduras que enterraron al país: “me entregaron la nación con una economía prendida con alfileres”…de inmediato le respondieron: “para que se los quitaste” Sácale punta al lápiz joven Gibrán, ahí te seguiremos leyendo.           [email protected]





COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/minuto/embrujo
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo