Google-play App-store
Monterrey N.L.

Estorbos institucionales

Minuto
Por CHAVA PORTILLO







Cuando estaba el firmamento político en tranquilidad, sin tormenta a la vista y con la presión barométrica con los milibares de acuerdo a la paz en los termómetros,  nunca falta un estorbo con voz y voto que viene a descomponer todo alborotando el gallinero.

Lorenzo Córdova es un papanatas muy amigo del Presidente Peña Nieto que conoció desde lepe, compañero de juerga y andanzas juveniles que después vino a suplirlo Luis Enrique Miranda con el que comparte el campo de golf y con el que no se lleva nada bien, tal vez por los celos amistosos porque se disputan las preferencias de ser el más querido del ejecutivo.

El titular del INE que aún no me explico por qué y para qué le dio por cambiar de nombre,  sin tener nada que hacer y entendiendo poco en la materia aunque su amigo lo haya becado generosamente con el escritorio mayor del instituto, además de ganar una millonada acaba de meter olímpicamente la pata dejando en evidencia que lo que dijo no tenía ninguna necesidad de haberlo dicho.

Por si no se enteró, le comento, el palurdo Lorenzo Córdova en su papel de Director del Instituto Electoral tuvo la estúpida ocurrencia de afirmar que “están listos para la eminente -en lugar de inminente, ya ve que la mala pronunciación está de moda- elección de gobernador por la salida de Jaime Heliodoro.

¿Quién le dijo a este babalucas que el bronco informó la separación del cargo?  Jamás se ha manejado semejante sandez ya que se ha dicho desde el inicio de esta novela que Jaime competirá por la Presidencia después de haber recabado las firmas y que el Congreso autorice una licencia por tiempo definido que nunca sería por más de seis meses.    

Córdova intentó salir de su “lapsus pendejus” echándole más mocos al atole diciendo que no había dicho lo que sí había dicho y mejor la hubiera dejado de ese tamaño, como lo hizo su jefe y amigo Peña Nieto cuando desbarró diciendo “volvido” que al cabo nada más ha dado la vuelta al mundo once veces,  cercano al José Luis Borgues de Fox el naco de las botas de Guanajuato.

Pero si Lorenzo Córdova es un burro con patas, su testaferro en el Estado en la Comisión Estatal Electoral Mario Alberto Garza está de quítate que ahí voy.   Si se tuviera que hacer una comparación entre este sujeto con José Roble Flores Fernández que cubrió este lugar en 2003 no cabría un ápice de equilibrio, por qué los Comisionados anteriores tenían empaque, cultura cívica y bagaje educativo.

Otro detalle que olvidan tanto Lorenzo como Mario Alberto es que si bien es cierto que los aspirantes a la silla presidencial deben estar separados de cualquier encargo seis meses antes de la elección, no deben olvidar que el bronco es Independiente y deberá conseguir las firmas que los que pertenecen a un Partido no.

En pocas palabras el par de jumentos harían mejor papel  si siguen al pie de la letra el principio universal de que caladitos, se ven más bonitos.       

[email protected]     



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/minuto/estorbos-institucionales
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo