Google-play App-store
Monterrey N.L.

La cuña y el palo

Minuto
Por CHAVA PORTILLO






Pues nada que para seguir en la búsqueda de quiénes serán los Magistrados en Nuevo León tendrán que aguardar otra oportunidad ya que el Juez lll en Materia Administrativa ordenó suspender el proceso de designación en el Tribunal Superior de Justicia argumentando vicios de origen.

Tuvo que ser una dama la que promoviendo en todo su derecho por medio de un amparo por haber quedado excluida sin justificación de la primera lista de candidatos registrados donde Eusebia González González por alguna mano que meció la cuna la desaparecieron vetándola para aspirar a llegar a ser elegida como Magistrada.

La quejosa nacida en Guadalupe N.L. cuenta con un currículo tan extenso como cuestionado ya que es una mujer brava y pocas pulgas además de “no me digas a qué te dedicas”, ya que estuvo ligada a una denuncia en el Consejo de la Judicatura Federal por favorecer al tristemente célebre Zar de los casinos Juan José Rojas Cardona al que ligaron también al pillo Fernando Larrazábal y la no menos sinvergüenza Margarita Arellanes.

Eusebia era Secretaria  del Juzgado Tercero donde Ricardo Hiram Barbosa despachaba como Juez y otros personeros eran Héctor Fernando Monterubio y Alejandro Tovar que por ahí deben de andar asaltando caminos con toda impunidad ya que en 2016 libraron al menos esa acusación.

El reverso de la medalla es otra dama, ésta sí inteligente, decente y con un currículum albo y generoso que la mano tenebrosa la desapareció de la lista de candidatos en el más puro estilo de nadie sabe nadie supo.  Minerva Martínez ex Directora de la Comisión de los Derechos Humanos, catedrática, abogada brillante y con más cosas buenas que contar de ella.

Las listas quedaron de la siguiente forma, hasta ahorita: TERNA l Rodimero García. Alfonso Leos y Pavel Obando. TERNA ll: Federico Garza, José Luis Pecina y José Tamez. TERNA lll Adrián Lobo, la manzana Arturo Salinas y Pablo Silva, mientras que en la TERNA lV la componen Alejandro Campos, Jesús Villarreal y hágame usted el favor, Sergio Mares Morán.   Puros machines, siguiendo la máxima ranchera: las viejas al petate, al metate y hacer chocolate. Sin palabras, el puro club de Tobi.

De chile, dulce y de guayaba.  Pero lo que no tiene nombre es incluir personas que no tienen nada que hacer en tan distinguida encomienda, por ejemplo Alejandro Campos y la manzana Arturo Salinas por ser inelegibles.  El otro maturrango es Sergio Mares Morán que aparentemente es apoyado por el diputado Álvaro Ibarra que si no es cierto, es muy grave, pero si es cierto, es peor y les voy a platicar por qué.

Mares era un tinterillo que le abría la puerta del auto al compadre consentido de Natividad González Parás, el Notario que se convirtió en millonario Ubaldo Gárate Bravo y la responsabilidad de Sergio era realizar trámites en la Dirección de Catastro para liberar escrituras algunas apócrifas para luego ir al banco a depositar los anticipos.    

Dado a la gran amistad entre Gárate y Rodrigo Medina, el diputado Ibarra siendo Secretario de Gobierno lo catapultó a la Comisión de Acceso a la Información y Transparencia donde hizo el peor de los ridículos  cuando heredó el mando del profesional Guillermo Mijares.

Salvo esa recomendación, Sergio Mares Morán es un pobre diablo que diosito lo premió con ser chofer de Gárate y luego protegido de Rodrigo Medina, porque capacidad,  no hay por ningún lado. Suerte no te acabes. [email protected]



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/minuto/la-cuna-y-el-palo
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo