Google-play App-store
Monterrey N.L.

Mal pleito 2

Minuto
Por CHAVA PORTILLO









Existe un principio infalible en la propuesta de un pleito, si no tienes un porcentaje alto de salir vencedor, es preferible poner pies en polvorosa.  Los ejemplos históricos del sastrecillo valiente, David vs Goliat y la mentirosa carrera entre la liebre y la tortuga son solo para el anecdotario o historias para dormir a los choznos.

Ayer fue un episodio de olvido al menos para los Diputados locales que recibían al Secretario General de Gobierno Manuel González que fue invitado por los legisladores a exponer sus motivos y controversias con relación a las acusaciones que presentó un adelantado pre candidato a la gubernatura del Estado, el Senador Samuel García del Partido Movimiento Ciudadano cuyo propietario sigue siendo Dante Delgado Ranuaro.

Con puntualidad Inglesa arribó González Flores y después del protocolo dieron lectura a un escrito de decenas de hojas a cargo de varios diputados ya que lo pesado del escrito y el cansancio obligaban a los hacedores de leyes a turnarse la encomienda.

Luego de casi tres horas que trajo consigo el aburrimiento y desesperación de la concurrencia se dio apertura a aportación de pruebas y alegatos, a porta gayola el abogado defensor Tomás Martínez Arrieta dio una clase de lo que algún día aprendieron los bisoños aprendices en materia de Derecho y Jurisprudencia con especialidad Electoral.

Otro par de leguleyos, uno del mismo bufete y Javier Náñez Pro que entre otras cosas tenemos la fortuna de contarlo entre los compañeros de la pluma, disentían y seguían armando el expediente magistral al que dio lectura Arrieta que demostró ser chucha cuerera en las discusiones y en verdad los pobres legisladores no querían queso, sino salir de la ratonera.

Después vino la cereza del pastel, ya que luego de impartir la cátedra por el abogado defensor quedó listo el ruedo para que el Secretario, defendiendo la causa de Jaime Rodríguez Calderón y la propia, les ha dado una barrida y trapeada a los nóveles diputados que no dejaban de ver el reloj para que terminara la exposición que por ley, pero en mala hora le dieron el uso de la palabra.

Se quedaron calladitos como pollitos remojados y no sabían que hacer, tampoco quéresponder, porque no sabían qué argumentar o porque no existía respuesta auténtica y valedera, acusando que ni sus asesores en la materia elaboraban alguna tarjeta para que sus jefecitos evitaran seguir haciendo el ridículo luego de la paliza que Manuel González recetó haciendo gala de buen  verbo, excelente discurso elocuente, pero lacerante.

No estamos descubriendo el agua hervida, ni elogiando la pieza de oratoria porque el “supuesto indiciado” requería, ni los Diputados merecieran continuar en el escarnio porque fue mucha la sangre derramada y no sentían lo duro, sino lo tupido.

Eso pasa por meterse en camisa de once varas y hacerle caso a un aprendiz desaforado a político que sueña con ser gobernador embaucando a gente buena con riesgo de convertirse en seguidores del flautista de Hamelin con el final que ya todos conocemos.

Finalmente se rechaza el incidente de incompetencia por razón en la materia y se declaran en permanente…ya pa qué, dijo la viejita.

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/minuto/mal-pleito-2
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo