Google-play App-store
Monterrey N.L.

Problemón 2

Minuto
Por CHAVA PORTILLO







Si el problema que tiene Peña Nieto se pudiera transpolar a la sabiduría popular diríamos que ya no sabe si perseguirlos o regresarse a avisar.      El dilema que enfrenta en la encrucijada de su vida es qué hacer con su candidato priista José Antonio Mead por qué el tiempo es inexorable y no da vigor perdurable mientras las encuestas que son frías y crueles apuntan que la cita con las urnas está cada día más cerca y no se ve por dónde el pretenso pueda levantar y ungirse como el gladiador triunfante para que el César levante el pulgar sinónimo de gane.

Me cae que Pepe Toño es un bato de apariencia sana, con tierna mirada de borrego sancho, incapaz de cometer un improperio o salirse del corral, sin el fierro de patrón de Atlacomulco y el aval de haber sido Secretario varias ocasiones en diferentes partidos y tantos títulos de nobleza académica que no caben en sus incontables muros.

No tiene cola que le pisen…si la tuviera, está más jolino que los cocodrilos que rondan el pantano que soñaron ser los elegidos, ya no digamos voraces dinosaurios como Emilio Gamboa Patrón eterno columpiado de lianas de esa selva o Manlio Fabio que ahorita debe estar más preocupado por salvar su dinastía limpiando su prestigio que competir por una silla.

Pero el candidato del PRI no levanta porque le pesa harto el buche, confirmando que muchas veces el académico excelente  con estrellita en la frente desde kínder no es la mejor opción para las urnas.

No sería justo dejarle a un solo perro todas las pulgas, deberíamos repartir responsabilidades empezando por el Víctor que conformó al hibrido Frankenstein que no tiene partido siendo la sinrazón de los sentidos, porque hágame usted el favor de explicar ¿cómo visita una familia, le reprocha que no cree en su ralea, no comulga con su credo ni siente afecto por sus muertos pero exige apoyo y sufragio seguro en la alcancía? Como el ridículo que se fraguó en el destape frente a cetemistas que no sabían ni pronunciar su apellido.

Este tipo de acciones como las inventaba Fidel Velázquez ya se desfondaron, ya no existen, los chavos de hoy se carcajean al escuchar la estupidez supina: “el que se mueve no sale en la foto”

Hoy Juan ciudadano es inteligente y preparado, exigente y desconfiado y no basta que lo abrumen con frases obesas, con bravatas de ¿a ver quién la tiene más grande? o ¿quién le moja la oreja en el recreo?    Además del título y doctorado falta saber vender la mercancía y ofertar los sueños que tengan sustento pisando la tierra sin mareos.

¿Cuáles salidas tiene Peña Nieto?...bajar del macho a Pepe Toño, y subiendo a un relevo, y el problema es: ¿quién sería el sustituto? ¿El que no sabe ler? ¿El imberbe Aurelio Nuño que no entiende cómo se hizo el amasijo y que como coordinador de la campaña sabe lo que yo de metafísica?    Mejor nos quedamos como estamos.

La idea es juntar a la señora del calderas, al jaguar Ríos Peter y al bronco Heliodoro para que en montón hagan pinole al lagartijo.   El problema sería saber: ¿quién sería el que le ponga el cascabel al gato? por qué ahí es donde empezarían los problemas.

[email protected]

   


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/minuto/problemon-2
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo