Google-play App-store
Monterrey N.L.

Soy soldado de levita

Minuto
Por CHAVA PORTILLO









Una de las enigmas más preocupantes en el galimatías que encierra el futuro de nuestro país que cada día es más oscuro y tenebroso es el por qué el cocodrilo mayor alias Andrés Manuel ha depositado toda la confianza y fe ciega en los militares que siempre han sido referente de seriedad vocación y lealtad pero cierto también es que su capacidad en preparación y excelencia en lo académico no han sido punto de partida para la presunción.   

No deseo afirmar con esto que la tropa es lo que fue en los gobiernos de Echeverría, Lázaro Cárdenas o hasta Díaz Ordaz característica de atención: paso redoblado y se jodió el asunto, o el mátalo, “después viriguas”

He tenido la fortuna de hacer grandes amigos en los hombres de verde olivo como Mauro Delgado, -qepd- Jorge Maldonado Vega que conocí siendo Coroneles y ya pendía sobre su pecho la insignia de Generales de División.    Un guiso muy aparte es Ernesto Landin Mijares -el loco- que entre sus anécdotas de juicio extremo siendo ya General Brigadier tuvo la osadía de llevar serenata a su novia convertida en esposa tripulando un tanque de guerra.  Ese era mi querido Neto al que guardo gran afecto aunque ya haya pasado a ocupar su lugar entre las columnas del eterno oriente. 

Conocía al General Mario Ayón extraordinario jinete, gente de a caballo, hombre leal y buen amigo que me dispensó su amistad vía mi querido gordo Pedro Pablo Treviño del Bosque con los que descorchamos no pocas botellas de vino tinto de Vega Sicilia hasta las más modestas de Cabernet Sauvignon cuando hacíamos los pininos de hacer una buena paella valenciana.

Hago este breve recorrido para que más o menos sepan de qué color es el alazán y que traigo los pelos de la burra en la mano, por lo que voy a comentarles.    No entiendo por qué el presidente López ha situado a la milicia como la pomada la campana o la vitacilina que era buena medicina en la casa y en la oficina.

El primer batón de muestra fue de estreno que ordenó el peje que cancelando el aeropuerto de Texcoco y abriendo el juego ante la aberrante Santa Lucía, la SEDENA fuera la encargada de diseñar, construir y administrar el nuevo puerto aéreo sin la mínima experiencia ni conocimiento de cuantas alas tiene un aeroplano.

Siguen siendo los reyes únicos del Plan DN-lll ante emergencias y calamidades ayudando a los desprotegidos auxiliando a los que más lo requieren, no sin antes meter en cintura pasando por las armas a los canallas que intentan violar la soberanía y atenten contra la seguridad nacional.

Toda esa catarata de responsabilidades buenas malas y regulares para convertir a los milites en doctores, enfermeros, albañiles, constructores, policías de garrote y fiscales antidrogas no es más que -según los eruditos- salvar los concursos, asignación directa por el sencillo axioma de ser motivos de seguridad nacional y se jodió el asunto, háganle como quieran.

O el miedo convertido en terror a un golpe de estado, que como andan las cosas de irascibles, de todo hay que temer porque en esta cabecita loca, no sabemos si va a ordeñar la vaca, o ya viene con los quesos.       [email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/minuto/soy-soldado-de-levita
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo