Google-play App-store
Monterrey N.L.

Viaje sin sentido

Minuto
Por CHAVA PORTILLO









Creo difícil encontrar un mexicano con cerebro pero sin compromiso que festine el viaje del cocodrilo mayor en su visita próximamente a la casa blanca y coincidan la gran mayoría que solo es con fines promocionales para las urgencias electorales del bravucón presidente gringo, que todavía hasta la semana pasado continuaba machacando despectivamente que el muro entre los dos países va, y que indiscutiblemente lo pagaríamos los mexicanos a los que cínicamente le solicita-ordena presentarse de inmediato para una entrevista para hablar del TMEC y donde el ministro canadiense Trudeau no asiste porque no quiere hacer el caldo gordo a su vecino.    Al menos muestra más dignidad.

En el muy remoto caso que el Tratado Comercial fuera el tema ancla de las conversaciones no tendrían nada que aportar los mandatarios ya que para eso están técnicos o los Ministros de 
Economía que en principio están más enterados del amasijo y si hubiere duda o incertidumbre, para eso está el teléfono rojo de consulta mediata.

El disgusto, molestia y agrura que experimentamos los de la raza de bronce es que primero: el señor Trump nos trata como trapo percudido de cocina, segundo, nos requiereconvenencieramente cuando nos necesita.   Aunque en este apartado yo no estoy tan seguro que el presidente mexicano sea en este momento una carta como para presumir ya que los índices de popularidad andan muy a la baja, como el prestigio del fraudulento banco FAMSA.

Más de un medio informativo americano califican al cocodrilo mayor como farsante, mentiroso e incumplido además de proclive a presumir circunstancias poco generosas, como por ejemplo hace unos días habló del incremento en las remesas de dinero que con sacrificio los mexicanos que trabajan de aquel lado envían a sus familiares que angustiosos esperan el fin de mes porque la fuente detrabajo aquí se ha terminado.   Es para sentir vergüenza y póngale la excusa que quiera, la pandemia, los precios del petróleo, la economía mundial, el huachicol, los carteles de la droga o los barriles desfondados -PEMEX-CFE- que empecinado el cocodrilo desea seguir enterrando nuestro dinero.

O sus caprichos incancelables de su triste programa fallido de gobierno como la refinería dos Bocas, el trenecito Maya o el aeropuerto Santa Lucía donde no aterrizarán con eficiencia los aviones como tampoco aterrizarán los sueños de opio de un político que ilusionó llegar al cielo y cuando lo logró, se dio cuenta que no era como se lo habían platicado.

De qué otra premisa pudiera celebrar esta conversación en una reunión a la que le falta seriedad e importancia, sobre todo cuando el factor salud le está haciendo una mala jugada a muchos países del orbe, principalmente a los dos supuestos “amigous” que algo que pudiera ser sinónimo de concordancia es que no gustan de usar cubre-bocas, nomás porque se sienten muy sabrosos y están protegidos por la santísima virgen de los siete puñales.

Quién pudiera hacerle ver al presidente López el error de su viaje inoportuno e inesperado, o será tal vez que siente que cuando ves las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar o cree López que Trump será presidente americano para que le pague el favor de que los espaldas mojadas voten por la extensión de su sexenio.  ¿A poco no lo habían pensado?   Ingenuos.

[email protected]   

 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/minuto/viaje-sin-sentido
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo