Google-play App-store
Monterrey N.L.

Cuidado no despiertes al dragón parlanchín

Increíble pero cierto, de un librillo han sacado ya dos películas de sus 150 minutos, y aún falta el broche final las próximas Navidades.  “El Hobbit: La desolación de Smaug” es la segunda entrega de las aventura que emprendió en su día el intrépido Bilbo Bolsón de la manos de Peter Jackson, al que podréis ver chupando cámara en el primer plano de la película.

Se dice y se comenta que de la trilogía esta es la mejor parte y a falta de ver el final he de reconocer que me ha gustado bastante, a pesar de algún susto que te hace botar en la butaca y tanta araña correteando por ahí. El ritmo de la trama es agíl y muy entretenido, ya que en todos las localizaciones la acción no tarda en llegar. El motivo de tanto trajín es que “Un viaje inesperado” ya se encargó de presentarnos a los personajes y de introducirnos en la historia, por lo que ahora ya estamos dentro del meollo de la cuestión y dejando el desenlace de la historia para la tercera parte, de una manera tan clara que se sabe cuándo aparecerán los créditos a las dos horas y media exacto.

En este nuevo pase tenemos como protagonista a un imponente dragón, que necesitaba echarse un buen parloteo porque no para desde que hace acto de presencia, que le pondrá muy difícil las cosas a la cuadrilla de enanos para recuperar el tesoro de la Montaña Solitaria. Y siguiendo con caras nuevas conocemos a Tauriel (Evangeline Lilly de Lost), una elfo Silvano que se saltará las normas por amor a otro ser de una raza más bajita; Al “cambia pieles” Beorn que es recomendable conocerle en su fase menos peluda; y al apuesto Bardo I el Arquero, heredero de Girion, el rey de la desnutrida Ciudad del Valle, que con ese estilo d Jack Sparrow nos ha conquistado a todas. Y claro está, no podemos olvidar a los que empezaron esto: unos rudos enanos, un Hobbit que porta un secreto dorado y un Gandalf que les lidera incansable.

Ahora toca esperar un año entero para ver el desenlace que pinta será una batalla campal envuelta en llamas…

 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/sin-anuncios/cuidado-no-despiertes-al-dragon-parlanchin
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo