Google-play App-store
Monterrey N.L.

Un apellido que lo dice todo

Hace unas semanas perdimos al actor James Gandolfini a los 51 años por un infarto, y eso me hizo recordar el papel que marcaría su carrera profesional. Durante seis temporadas dio vida al cabeza de familia Tony Soprano en la serie con el mismo nombre, “Los Soprano”. Y es que en la industria del cine hay personajes a los que encasillan en un perfil concreto, como es el caso de algunos malos de la mafia, pero gracias a proyectos de esta magnitud han triunfado a lo grande.

A estas alturas dudo mucho que exista alguien en la tierra que no conozca la que es conocida como la mejor serie de la historia, pero como todo puede ser haré una breve sinopsis: Mafia. ¿No es suficiente? Familia mafiosa quizá dice algo más. Pero si fuera sólo eso no hubiera tenido tanto éxito, de hecho ya teníamos la trilogía de “El Padrino” como obra maestra en este campo. Este trabajo de David Chase basa la trama en una familia de Nueva Jersey que si no fuera porque el padre es el jefe de una red mafiosa se trataría de una familia cotidiana, y ahí radica su encanto. A la estructura general del guión se incorpora esa doble moral, la cual se refleja en las visitas de Tony a un psiquiatra para calmar los ataques de ansiedad que le provoca su profesión, aunque sin llegar a hablar directamente de la misma.

La historia de “Los Soprano” fue inicialmente concebida como un largometraje sobre "un mafioso en terapia que tiene problemas con su madre", pero tras varias negociaciones, en 1995 Chase escribió el guion original del episodio piloto. Basándose en gran medida en su vida personal y en sus experiencias tras crecer en Nueva Jersey: la tormentosa relación entre el protagonista Tony Soprano y su madre, Livia;   Chase también fue a terapia y modeló el personaje de la Dra. Jennifer Melfi a partir de su propio psiquiatra; y desde temprana edad, Chase ya había mostrado interés en la mafia tras crecer con clásicas películas de gánsteres como El enemigo público y la serie Los Intocables. En gran medida, la historia de la serie está inspirada en la auténtica Familia criminal DeCavalcante, que se convirtió en la principal familia del crimen organizado de Nueva Jersey durante la juventud de Chase. El nombre de la serie, por otra parte, proviene de unos amigos suyos del instituto. Chase pensaba que el escenario de la mafia le permitiría explorar temas como la identidad italoestadounidense, él mismo lo es y su apellido real es DeCesare, y la naturaleza de la violencia, entre otros.

Puede que alguien opine que atribuir a “Los Soprano” el título de “mejor serie de la historia de la televisión” es un poco exagerado, pero a las pruebas me remito, ya que ha ganado numerosos premios y reconocimientos, entre ellos, veintiún Premios Emmy y cinco Globos de Oro y en 2009 fue elegida la mejor serie de los años 2000 por la publicación The Hollywood Reporter. Y si con esto no os quedáis contentos, sólo hay que recordar su opening, con esos planos de Nueva Jersey y esa inolvidable melodía, para darse cuenta de que estamos ante una producción que marcaría un antes y un después, al igual que sus localizaciones, como la del restaurante donde se reúne la familia al final del último capítulo al que han ido muchos fans a rendir tributo al protagonista cuando murió.


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/sin-anuncios/un-apellido-que-lo-dice-todo
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo